RESEÑA EVENTO BOGOTÁ: CINE Y FORO ¡MARX HA VUELTO!

DSC05845

El día 10 de octubre, al medio día, se realizó en la sede de Bogotá del Partido Socialista de los Trabajadores de Colombia (PST), el Cine Foro “Marx Ha Vuelto” (1), miniserie ficcional argentina del 2014 basada en el Manifiesto Comunista. En el evento, convocado por UNES, participaron alrededor de 10 personas, entre estudiantes secundaristas y universitarios, al igual que trabajadores.

La dinámica del cine y debate abierto, fue la siguiente: inicialmente se hizo una somera presentación de la miniserie, su género, producción, contexto, etc, luego los asistentes disfrutaron de la proyección audiovisual. Posteriormente se hizo una Mesa Redonda, donde se conocieron los compañeros e iniciaron una ronda de intervenciones con base en 3 preguntas básicas acordes con la miniserie. Dichas posturas, propuestas, opiniones valiosas, fueron recogidas en Carteleras.A continuación transmitimos el contenido de estas, como insumos para las luchas actuales del pueblo colombiano.

Agradecemos a los asistentes y los invitamos a participar en las próximas ocasiones a estudiantes y trabajadores, en nuestros ciclos de cine foros y charlas.

 

¿QUÉ HAY DE VIGENTE DEL “MANIFIESTO COMUNISTA” EN EL SIGLO XXI?

DSC05856

Se habló de por un lado, de la vigencia del Manifiesto en lo que respecta a la la refutación del mito de la “desaparición de las clases” y la continuidad de la estructura socioeconómica de asalariados y empresarios multimillonarios, de clases explotadoras y explotadas, pese a los inmensos cambios tecnológicos, operados desde el siglo XIX hasta nuestros días y que Marx no pudo ver. Una buena muestra de ello, son las imágenes actuales de la miniserie, de las factorías chinas, automotrices, maquilas, así como zonas y espacialidades laborales, de nuestra época, como la empresa gráfica de Argentina. La idea de la lucha de clases tiene plena vigencia. Por ello, urge que los trabajadores colombiana de estratos 1, 2, 3, se sientan parte de la clase obrera, que tuvieran identidad obrera, para combatir el mito.

De otro lado, se habló del desastre ambiental y social del capitalismo, cuyo epicentro se dio a partir del 2008, cuando ya nadie creía que una nueva crisis se generaría, por lo cual el socialismo, como alternativa civilizatoria, tal como lo concibió Marx y Engels, es más que necesario. Las tareas del Manifiesto están pendientes por hacer y son vigentes, en nuestra época. En sintonía con eso, se dijo que el Manifiesto está vigente, porque pudo concebir o predecir estas tendencias destructivas y las leyes del capitalismo moderno, como el desempleo, las crisis económicas, las guerras comerciales, etc, que todavía operan en nuestros días.

Se señaló que el Manifiesto, como bien lo mostró la miniserie, está vigente porque este no se basa en ideas utópicas sino en la lucha viva de obreros de carne y hueso, tal como Martin y los de la fábrica Argentina, contra los capitalistas y capataces. Es, pues, un error confundir el comunismo con el socialismo utópico, de ideas perfectas, de justicia eterna, etc, al margen de la realidad.

Por esta misma línea, se contrasto las evidencias de la miniserie con sectores atrasados y desmoralizados, de la sociedad, en especial profesores y sus programas de materias godas, de la educación media y superior de Colombia, para los cuales no hay alternativas al orden vigente ni guardaban vigencia el Manifiesto y las ideas de antaño, decimonónicas, de Marx, puesto que en la escuela no se enseña a los estudiantes a liberarse del sistema asalariado y la opresión burguesa multilateral. Se complementó diciendo que, si pensadores burgueses más viejos que Marx, como Kant, son vigentes, estudiados e inculcados, ¿por qué no Marx, quién mejor comprendió el capitalismo y sus condiciones de superación?, todo esto en aras de refutar el argumento de Marx, como pensador viejo, enterrado, del siglo XIX.

Adicional a ello, se hizo énfasis en la importancia y racionalidad que el Manifiesto y la miniserie basada en este, le dio al internacionalismo de las luchas, pues a medida que avanza la llamada “globalización” y se consolida la economía imperialista, pretender crear sociedades herméticas, con modelos nacionalizados de tipo nacional, como la isla cubana o en el caso de un cambio en Colombia, contrastan con la idea de Marx, acerca de la liberación mundial de los trabajadores frente al poder de las transnacionales y la competencia, que impiden que emerjan alternativas socialistas en un solo país, de ahí que los asalariados deberían, hoy más que nunca, organizarse a nivel supranacional y ser solidarios.

Finalmente, se cerró diciendo que la pregunta por la vigencia del Manifiesto, no sólo no la estamos haciendo en Colombia, sino también, en muchos lugares del mundo, e incluso, ha sido planteada en diferentes épocas, por lo que el Manifiesto, en tanto panfleto político y científico, contrasta con toda suerte de libro sagrado o Biblia, como lo infiere la miniserie.

Por ejemplo: Trotsky escribió en 1937 el texto “A noventa años del Manifiesto Comunista”, los latinoamericanos hicieron una recepción crítica del Manifiesto durante en la segunda posguerra, ahora nosotros, los trabajadores y estudiantes, en el 2014, las nuevas generaciones, debemos retomar esa herencia humana del Manifiesto y Marx, así como responder en nuestro contexto la pregunta sobre la vigencia con el fin de: actualizar el Manifiesto; ratificar sus enseñanzas y plena vigencia, frente a los intereses de los ideólogos de los empresarios; corregir lo que no está enteramente vigente, no verlos como un libro proféticos e inamovibles; poner en práctica sus enseñanzas; en todo eso, siguiendo los pasos de los activistas marxistas más destacados del pasado y del presente.

¿QUÉ CAPITULO DE “MARX HA VUELTO” TE GUSTÓ MÁS?

DSC05865

A unos les gustó mucho la parte en la que la madre de Martin, una empleada doméstica, empieza a leer Manifiesto y comienza a comprender no sólo las ideas sobre lucha de clases, derechos de los trabajadores, el Estado burgués, etc, sino también por qué su hijo obrero lo lee como guía, junto a sus compañeros de trabajo, además de que lucha por una justa causa, en este caso, contra los despidos. Fue un buen gesto de empatía ver esa comprensión, que muchas veces no se da en las familias colombianas, con respecto a sus hijos estudiantes y obreros.

A otros les gustó la intervención de Marx cuando decía que el capital era un producto social, no un bajo de billetes o inversiones individuales, por lo que era necesario que la riqueza social perteneciera y retornara a la sociedad y no a unos cuantos individuos.

Por otro lado, se resaltó el momento en que el grupo de estudio de obreros estaba leyendo el Manifiesto y todos simpatizaron con la idea de Marx acerca de la reducción de la jornada laboral, pues ahora aumentó de nuevo a más de 12 horas y es necesario que las personas luchen por el tiempo libre, el ocio y la recreación, para humanizar la sociedad y superar las disparidades propias de Norte-Sur. Dicha toma mostró no sólo las simpatías de los personajes de la miniserie, sino también, del los espectadores, por los aspectos positivos del socialismo.

A algunos les impactó el capítulo del Estado y la revolución, en la imagen de los países de la Asamblea General de la ONU, como muestra fehacientemente de que la burguesía, los empresarios, dominan la vida de los países y tienen el poder político, de allí que urja crear una alternativa política, partidos nacionales e internacionales, que luchen por barrer del poder a los capitalistas, en nuestro contexto: al Centro Democrático de Uribe y a la Unidad Nacional de Santos.

A la mayoría les cautivó el encuentro ficcional de Trotsky y Marx, porque mostró que el siglo XX presentó muchos obstáculos, derrotas, que Marx no pudo prever, pero que no obstante, por mor de las experiencias de las Internacionales (I, II, III, IV), la lucha de los oprimidos continúa en el presente siglo, hasta vencer. Del mismo modo, que el legado de Marx haya sido la lucha de Trotsky, no sólo en la lucha contra el totalitarismo que se dio en los llamados países socialistas, sino también en lo que concierne al tema de la verdad y memoria histórica, luego de la caída del Muro de Berlín y nuestro contexto actual, que demostró hasta la saciedad que el stalinismo estaba equivocado además de falseador de las ideas de Marx y la propia historia.

¿CÓMO DIFUNDIR LAS IDEAS DEL “MANIFIESTO COMUNISTA” Y EL SOCIALISMO ENTRE LOS TRABAJADORES Y ESTUDIANTES?

DSC05870

Pensando en el contexto situado colombiano, se habló de que:

– Se necesita luchar por una Reforma de la Educación, que recupere el Pensamiento Crítico, no sólo por parte de los estudiantes, sino también de los pensums y los docentes, quiénes están desmoralizados, así como las familias de trabajadores, porque todavía están en boga los discursos godos sobre el “fracaso del socialismo” y el capitalismo como “lo mejor de lo mejor”, sobre el “éxito personal”, la “indiferencia” y el “individualismo”, la “tecnificación” reductivas, tan lesivas a las nuevas generaciones y los asalariados de Colombia.

– Se requieren Campañas Políticas para luchar sistemáticamente contra los prejuicios y estigmatizaciones sociales que existen en Colombia, hacia las ideas socialistas, de izquierda, pues a todo quién que las profesa es tildado de guerrillero, mamerto, etc, todo esto como producto de más de 50 años de Conflicto Armado y del rol negativo de la insurgencia, para los imaginarios sociales.

– Se necesita recuperar los métodos de los Grupos de Estudios y los Espacios Populares de Alfabetización, la Educación Popular, en las organizadores del movimiento obrero colombiano y de masas, los sindicatos y lugares donde se congreguen y organicen, un poco emulando las actividades que se muestran en la miniserie argentina sobre “llevar a Marx a las fábricas”, que “entre en contacto” con la vida cotidiana y realidades actuales de los trabajadores jóvenes, pese a que sean contextos diferentes, pues en Colombia la tasa de sindicalización bordea el 4% y no hay un alto nivel de organización obrera, a la par de que burocracia sindical de las Centrales Obreras no le interese que sus afiliados y el conjunto de los trabajadores, tengan conciencia de clase.

– Se reafirma el Rol Formativo que debe cumplir el Partido Político revolucionario, obrero y socialista, para educar a sus trabajadores y estudiantes afiliados, en los distintos espacios propiciados y mediante distintos medios de difusión y aprendizaje, también acompañando las movilizaciones y demandas de los obreros, en tanto una educación en la experiencia de las luchas sociales, para que el conocimiento no sea letra muerta, no se quede en los claustros universitarios, anaqueles de las bibliotecas, publicaciones academicistas, sino que sea un instrumento eficaz de acción política y transformación de la sociedad.

– Se concluye diciendo la mejor Enseñanza Social que existe es predicar con el Ejemplo, la mejor Escuela del socialismo es la Acción Política Social y Organizada. Por ello, se llama a que los asistentes se movilicen en la “Movilización Nacional: Esa política no es pública”, del próximo 16 de octubre, contra los nuevos planes de contrareforma educativa del gobierno burgués y pro imperialista de Santos II.

10151432_857362340942557_1014287950868578339_n

(1) Puede verse online los 5 capítulos de la miniserie “Marx ha vuelto” en Youtube.com

Unidad Estudiantil – 11 Octubre de 2014

Anuncios

¿Qué es UNES?

cropped-unidad-estudiantil1.jpg

UNES es la Expresión Estudiantil del Partido Socialista de los Trabajadores de Colombia (LIT-CI) que tiene como objetivo impulsar la construcción de la organización gremial de los estudiantes colombianos. Eso quiere decir que la UNES no se presenta como organización de los estudiantes, sino como quienes luchan por ella.

La UNES tiene como principios: la unidad de los estudiantes colombianos entré sí mismos y con los demás estamentos, la defensa de los intereses y reivindicaciones del sector, la independencia frente a gobiernos y directivas, la movilización como herramienta de lucha y un método organizativo democrático.

Programa y carácter de la organización:

La UNES lucha por la construcción de la organización gremial de los estudiantes colombianos, para que la misma sea de carácter amplio, democrático, independiente, solidaria y para la lucha directa por la defensa de la educación pública y por las reivindicaciones del estudiantado. En la organización gremial deben tener cabida todos los estudiantes, al igual que todas las expresiones políticas que estén presentes al interior del movimiento estudiantil. Contrario a la despolitización que impulsan los gobiernos capitalistas y sus agentes en las instituciones educativas, el movimiento estudiantil necesita politizarse para ganar conciencia y luchar por sus reivindicaciones y expresar su solidaridad con las luchas económicas, sociales y políticas de los trabajadores, campesinos pobres y sectores populares, así́ como con las luchas de los pueblos que enfrentan el saqueo y la opresión del imperialismo. Pero se deben diferenciar con claridad las corrientes políticas de la organización gremial. Las primeras pueden expresar las posiciones de organizaciones políticas o grupos de estudiantes, la segunda es la organización de todo el sector.

Además de ser democrática, porque consulta y adopta medidas discutidas con las bases y aprobadas por ellas, debe ser independiente de los gobiernos (ya sea nacional o local) y las directivas de las instituciones educativas, privilegiando la lucha directa y la movilización masiva. Debe regirse por el método de la democracia asamblearia. Esto quiere decir que los problemas, las propuestas y las actividades se discuten en asamblea, garantizando que todas las posiciones se expresen, y se votan por mayoría. Posteriormente, nueva- mente en asamblea, se hace balance de la actividad y se discute como continuar la lucha corrigiendo los errores.

La UNES funciona con un método democrático. Las decisiones serán adoptadas por mayoría previa discusión de la base en los frentes, o en asambleas de delegados elegidos por los comités de base de cada frente o ciudad. Contará con organismos de dirección también elegidos por la base cuyos miembros pueden ser revocados en cualquier mo- mento por los organismos de base. No se admite el caudillismo y la imposición de las orientaciones. Las direcciones pueden definir orientaciones pero las acciones de cada frente deben ser definidos por los miembros del mismo y la coordinación y centralización de actividades y campañas deben contar con la aprobación de la base.

¡Ven a construir Nuestro Programa!