Red Internacional de Jóvenes en Lucha y ANEL dan todo su apoyo a la lucha del pueblo Palestino

Red Internacional de Jóvenes en Lucha y ANEL dan todo su apoyo a la lucha del pueblo Palestino

Anuncios

#NO+REPRE : Mitin en la Embajada de Chile en Colombia

En el marco de la campaña #NO+REPRE (https://www.facebook.com/pages/NO-REPRE/137430153261357?fref=ts) liderada por la Red Internacional Jovenes en Lucha (https://www.facebook.com/redjovenesenlucha?ref=ts&fref=ts), Unidad Estudiantil UNES participó junto a la Coordinadora de Luchas y Solidaridad Sindical (https://www.facebook.com/cordinadora.desolidaridad?fref=ts) en un Mitin frente a la Embajada de Chile en Colombia como acto de solidaridad con los estudiantes chilenos y exigencia al gobierno chileno de liberar a los estudiantes detenidos durante las ultimas manifestaciones.

Mitin embajada de Chile en Colombia-page-001 Mitin embajada de Chile en Colombia-page-002 Mitin embajada de Chile en Colombia-page-003

Ante el asesinato de dos jóvenes militantes comunistas

6872c3893ac5058b505224cac9dd8089_L 6872c3893ac5058b505224cac9dd8089_L
1. Las movilizaciones estudiantiles nuevamente vienen manifestando un proceso as­cendente en favor de la Educación Pública y Gratuita. Hoy, 14 de mayo, en el marco de la crisis que el gobierno arrastra -por la corrupción- solo en Santiago salimos 200 mil per­sonas

2. En este marco la lucha estudiantil ha llevado a miles de estudiantes secundarios y universitarios a manifestarse en las calles, a ocuparlas y expresar su descontento contra el Lucro en la educación.

3. Las movilizaciones siempre han tenido un claro carácter pacífico y que la violen­cia se hace sentir como una clara expresión de la represión policíaca; por esto es que el Gobierno de Bachelet es el principal responsable político de que existan sectores reac­cionarios que de forma violenta actúen en contra de las legítimas movilizaciones estu­diantiles.

4. Hoy la muerte de dos jóvenes militantes comunistas en la Plaza Victoria, a manos de un “pistolero de gatillo rápido” y que disparo a quemarropa, enluta a toda la juventud chilena que lucha por sus legítimos derechos.

5. No confiamos en la justicia de nuestro país, pues es parte de la corrupción genera­lizada de las instituciones; y por ello es que llamamos a todas y a todos los estudiantes a estar en estado de alerta para exigir cárcel para el asesino Giuseppe Briganti.

6. Enviamos nuestras sinceras condolencias a las familias de estos dos jóvenes asesi­nados, como a todos los honestos militantes de las Juventudes Comunistas; pero llama­mos a la Dirección del Partido Comunista a enfrentar la política represiva del Gobierno de Bachelet y a no omitir estos hechos de tan alta gravedad.

7. Pero además hacemos un llamado a toda la Juventud Chilena a seguir de pie en la lucha por nuestros derechos.

Hasta la Victoria

Izquierda Comunista

¿APRENDIENDO A TRABAJAR O APRENDIENDO A VIVIR?: LA EXPERIENCIA DE LOS ESTUDIANTES DE LA CLASE TRABAJADORA

deudas-educacion-usa

La realidad de los jóvenes y estudiantes de la clase obrera de un país imperialista no es tan distinta de la nuestra, en Colombia, como podríamos creer, cada vez se pone de manifiesto que las necesidades de unos y de otros son comunes, este revelador artículo de los camaradas de USA nos da luces sobre el engaño de la movilidad social y el gran negocio de los créditos educativos y hace un llamado a la movilización y a la lucha de estudiantes y trabajadores unidos. Ivonne.

Escrito en inglés por La Voz de los Trabajadores (www.lavozlit.com), sección estadounidense de la LIT CI, 21 de octubre 2014, traducido al español por Ivonne del PST Colombia 5 de enero de 2015

“Go to school Mij@, so you don’t have to work as hard as your Ma”. (Vaya a la escuela mijo/a, así no tendrás que trabajar tan duro como tu Mamá).

Ya sea de un familiar, amigo o ser querido, todos hemos escuchado que ir a la universidad es la clave para la estabilidad económica y la prosperidad. Se cree que una carrera garantiza o al menos aumenta la posibilidad de tener en el futuro  un trabajo bien remunerado. Sin embargo, ir a la universidad es muy diferente para los estudiantes que provienen de familias de clase trabajadora, quienes además  de ir a clases tienen que trabajar. Para la mayoría de los estudiantes que provienen de familias obreras, sus condiciones financieras determinarán cómo será su paso por la vida universitaria.

Estudiantes de la clase obrera

Se espera que los estudiantes universitarios de familia obrera,  logren convertirse en los próximos años en el sostén económico de sus familias y,  en muchos casos se espera que se sostengan a ellos mismos y su familia aún durante la época de estudios. Esta realidad se sustenta en la  expectativa de que la educación mejora las posibilidades de trabajo, pero lo más importante, esta expectativa es el resultado de la propia necesidad económica, es decir, hay carencias ya existentes y lucha por estabilidad financiera en casa. Precisamente a causa de las dificultades financieras y responsabilidades que enfrentan, es que estos mismos estudiantes con dificultades económicas conforman el creciente número de estudiantes endeudados.

¿Es esto una coincidencia?

No, la deuda de los estudiantes comienza cuando un gran grupo de ellos no tienen los medios económicos para pagar la matrícula con sus escasos salarios, y sus familias no pueden correr con los crecientes costos de la educación. Para los estudiantes de la clase trabajadora, los préstamos son una de las principales opciones para pagar el aumento del costo de la educación universitaria pública. Sin embargo, el acceso a estos préstamos estatales no alivia a los estudiantes completamente, ni siquiera de forma  inmediata de las cargas financieras que enfrentan. Puede ser que existan becas disponibles, pero estos recursos son accesibles sólo para una pequeña minoría selecta y no para la mayoría. Entonces, ¿qué opciones tienen los estudiantes de clase trabajadora para terminar una carrera universitaria?

– Saque algunos préstamos y siga trabajando a tiempo parcial con el fin de pagar las necesidades básicas de vida (es decir, ropa, vivienda, alimentos, gas, etc.) y trate de pagar los préstamos (que aumentan debido a las tasas de interés) después de obtener su diploma  y espere encontrar un trabajo decente.

– Saque una cantidad cada vez mayor de préstamos con el fin de estudiar tiempo completo, sin tener que preocuparse por las necesidades inmediatas de vida y trate de pagar los préstamos de la universidad después de la graduación.

– Aplique a becas, que son por lo general basadas en el mérito o, a veces en la necesidad económica, pero sólo están disponibles para los pocos estudiantes que califican. También  es importante tener en cuenta que los residentes completos tienen prioridad frente a los estudiantes indocumentados, que están entre los que luchan más para acceder a una mayor educación. (Se refiere a la situación de los inmigrantes en USA)[i]

De cualquier manera, las dos principales opciones disponibles para la mayoría de los estudiantes no incluyen la opción de estar libres de carga económica. Por el contrario, las opciones refuerzan la necesidad de que los estudiantes trabajen, empujándolos a convertirse en esclavos del salario, con el fin de perseguir un diploma. Además de tener que elegir entre opciones financieras limitadas para apoyar su educación, los estudiantes a menudo carecen de la opción de elegir la carrera de su mayor interés. Debido a la realidad financiera de luchar para mantenerse a sí mismos en una economía que sufre de una falta de disponibilidad de trabajo y empleos bien remunerados, los estudiantes suelen ser desalentados a estudiar lo que realmente quieren. Se ha informado por la Oficina de Estadísticas Laborales (USA) que “todavía hay 3,1 millones de estadounidenses que han estado desempleados durante medio año o más y todavía están buscando activamente trabajo … [y el 32% de estos desempleados] entran en la categoría de parados de larga duración. [Además,] el promedio del tiempo que alguien ha estado desempleado es ahora de más de siete meses y medio, casi el doble de lo que era antes de la recesión”. [ii]

Las cifras reportadas son estimaciones conservadoras ya que la Oficina de Estadísticas Laborales no tiene en cuenta aquellas personas que no reclaman el subsidio de desempleo o a la comunidad indocumentada que constantemente carece de seguridad laboral y que a menudo se les paga mucho menos que el salario mínimo. Precisamente debido a estas tasas de desempleo y la baja disponibilidad de puestos de trabajo bien remunerados, los estudiantes son más propensos a elegir una de las carreras que piensan que tiene mayor demanda de empleo o proporcionará un mejor ingreso. Esto explicaría por qué (en USA)[iii] la carrera de administración de empresas ha clasificado como la  número uno para los estudiantes universitarios, seguida de psicología como número dos, y de enfermería como número tres.[iv] Lo que significa que para la mayoría de los estudiantes que trabajan o los estudiantes que provienen de  familias trabajadoras, la universidad se convierte cada vez más en un viaje hacia la búsqueda de empleo y menos en un viaje hacia la educación.

¿Los estudiantes trabajan para poder estudiar o estudian para poder trabajar?

Este es el círculo vicioso de contradicciones en el que muchos estudiantes de la clase trabajadora se encuentran. Ellos persiguen un diploma con el claro objetivo de utilizarlo para  poder proveer financieramente para ellos y / o sus familias, pero debido a que no tienen los medios financieros y luchan por llegar a fin de mes, tienen que recurrir a préstamos con el fin de terminar la universidad, préstamos que los atan inevitablemente a enormes deudas. En el 2012, la deuda promedio de los estudiantes estadounidenses fue de 29.000 dólares la cual se ha ido incrementando con el aumento de las tasas de matrícula y de los estudiantes.[v] Estos préstamos suelen llevar a los estudiantes a la misma o peor situación financiera que cuando empezaron a estudiar, los graduados universitarios deben ahora pagar los préstamos, además de los gastos básicos de la vida cotidiana. Este círculo vicioso social y económico deja claro que para la mayoría de los estudiantes de la clase trabajadora, es mínima la posibilidad de obtener estabilidad económica y mucho menos prosperidad después de obtener su título universitario.

Además, a pesar de la idea popular de que una carrera te sacará de la pobreza y determinará si consigues un trabajo bien remunerado, la Oficina de Estadísticas Laborales muestra que el 48% de los recién graduados tienen un trabajo que “requiere menos de cuatro años de educación universitaria “. El 11% de los graduados universitarios empleados están en trabajos que requieren únicamente estudios técnicos, y el 37% están en trabajos que no requieren más que un diploma de secundaria.[vi] Esto sólo revela cómo la creencia popular de que un diploma es igual a estabilidad y éxito se basa en el engaño y las falsas ideologías.

¿Podría ser posible que los estudiantes puedan obtener un título universitario sin caer en el círculo vicioso de la deuda y tener que ser esclavos de su trabajo?

Mientras  la educación pública siga siendo desfinanciada y las matrículas sigan aumentando, como se ve en todo el país, con alzas crecientes hasta del “400% entre 1985 y 2005, con duplicación de costos en la última década”, la carga económica de la universidad seguirá cayendo sobre las espaldas de los estudiantes de la clase obrera.[vii] Por esta misma razón los estudiantes deben unirse y organizarse para exigir: ¡Que la educación pública se convierta en una prioridad en la financiación estatal y que se congele de inmediato el valor de la matrícula y otros costos a todos los estudiantes! El gobernador Brown supuestamente congeló la matrícula pero otros costos  que no son considerados como parte de los gastos de matrícula siguen subiendo. Estas llamadas cuotas  o costos estudiantiles, que se anuncian como “ingresos de iniciativas para mejorar las tasas de éxito de los estudiantes y la finalización” (en Colombia los anuncian como servicio médico, computación, gastos de mantenimiento, etc)[viii], en la actualidad oscilan entre  200 a  600 dólares y desde el año 2008 se han incrementado más de un 50% para los estudiantes de tiempo completo[ix][x].  Por lo tanto a menos que haya un congelamiento que se extienda a todos los honorarios, el alto precio de la educación pública seguirá vaciando los bolsillos de los estudiantes.

Además, a menos que la mayoría de los estudiantes puedan decidir sobre el cómo y dónde se invierte  el dinero del estado en los campus, este dinero continuará siendo utilizado en proyectos costosos e innecesarios. Por eso la democratización de los campus y universidades para que  los estudiantes, profesores y trabajadores puedan opinar sobre cómo se ejecutan las cosas es una de las claves en la abolición de este ciclo.

Para evitar la asfixia financiera de una abrumadora cantidad de estudiantes que ya se están ahogando en deudas universitarias, es necesaria una condonación total e inmediata de los créditos. Sin deshacernos de las deudas universitarias, la educación superior pública seguirá siendo un esquema que esclaviza a los estudiantes a trabajar para poder pagar.

Para poner fin a este ciclo interminable de deuda y  trabajo se requiere un aumento de salarios para todos los trabajadores. Los estudiantes se ven obligados a trabajar largas horas, luchando hasta fin de mes porque el salario mínimo de 9 dólares por día no es sostenible. Sólo un aumento de salarios permitirá que las personas trabajen menos sin tantas cargas financieras. La gente entonces podrá estar libre de la presión social de estudiar una carrera universitaria simplemente porque es la única manera de salir de su condición social.

Los estudiantes y los trabajadores deben unirse para exigir:

 ¡Priorización de la Financiación de la educación pública por parte del estado!

¡Congelamiento de matrículas y costos educativos!

¡Condonación inmediata de las deudas para todos los estudiantes!                               

¡Democracia Obrera – Estudiantil en todas las universidades!

¡Salarios para vivir, no salarios de miseria!

[i]Nota de la traductora

[ii] https://www.americanprogress.org/issues/economy/news/2014/07/31/94572/the-state-of-the-u-s-labor-market-pre-july-2014-jobs-release/

[iii]Nota de la traductora

[iv] http://www.princetonreview.com/college/top-ten-majors.aspx

[v] http://projectonstudentdebt.org/state_by_state-data.php

[vi] http://centerforcollegeaffordability.org/research/studies/underemployment-of-college-graduates/

[vii]http://www.pbs.org/wnet/need-to-know/five-things/student-loan-debt/12028/

[viii]Nota de la traductora

[ix] http://www.sacbee.com/2014/05/29/6443236/controversial-student-success.html

[x] http://www.calstate.edu/budget/fybudget/2012-2013/documentation/13-historical-suf-rates.shtml

Universidades privadas: estatización sin indemnización

Hoy se constata que la crisis de la Universidad del Mar no es un hecho aislado de la realidad, pues estamos presenciando elementos de crisis en la Universidad Nacional Andrés Bello (UNAB), por el escandaloso lucro del grupo Laureate[1], lo que evidentemente afecta a las dos otras Ues ligadas al grupo: Universidad Viña del Mar y la Universidad de las Américas.

Pero además de lo anterior, encontramos a la Universidad Arcis (ligada al Partido Comunista – PC) y a la Universidad Diego Portales -UDP (ligada a grupos económicos de Derecha chilena) con serios cuestionamientos por partes de sus alumnos y en ámbitos distintos pero enfocados a lo económico.
En la UNAB los paros se iniciaron al denunciar problemas de hacinamiento y por falta de profesores, incluso en la sede de Viña del Mar había estudiantes que realizaban sus clases en iglesias (!) porque no había salas. En la U. Arcis encontramos a trabajadores en huelga, pues se les adeudan sus sueldos y se acusa además que ha habido lucro.
En la UDP, las movilizaciones fueron gatilladas por la falta de profesores de planta y por la carencia de campos clínicos en algunas carreras de Salud; todo esto, pese a que los alumnos pagan millones de pesos por su educación.
Presenciamos entonces, cómo se cae a pedazos la defensa política que ha hecho el propio PC y las Juventudes Comunistas (JJCC) de que la U. Arcis, como la UDP, son universidades que No lucran; y que, más aún, tendrían un “rol público”.
¿Pero que hay detrás de estas movilizaciones?
Estas movilizaciones (aunque pequeñas en muchos casos) han salido a denunciar el negociado que distintos sectores de la burguesía transnacional y nacional están haciendo con la educación; cuestión evidenciada y confirmada por la Fiscalía Nacional encargada de la investigación del caso de la UNAB.
Entonces, debemos considerar que la crisis de estas universidades, primero, no es aislada y, segundo, continuará; ya que es casi imposible que sigan ocultando el Lucro.
Por esto, es necesario que los estudiantes de estas universidades y sus familias estén en estado de alerta, pues en cualquier momento la Universidad en la que estudian puede ser parte de la crisis. Por lo tanto, se convierte en un deber de las direcciones estudiantiles advertir sobre esta situación y tomar junto a los estudiantes las medidas necesarias para enfrentar a estos empresarios inescrupulosos que roban los dineros de los estudiantes y de sus familias y que los dejan en el desamparo, con una deuda millonaria y, en muchos casos, con títulos-basura y con carreras que a la vuelta de la esquina incluso dejan de existir.
La crisis de la que hablamos se sustenta en datos duros, por ejemplo, la Comisión Nacional de Acreditación está investigando a 15 universidades privadas por Lucro de un total de 30, incluyendo tradicionales, por ejemplo: UNAB, Las Américas, de Viña del Mar, Santo Tomás, del Desarrollo, San Sebastián, SEK, Central, UNIACC, Autónoma, Pedro de Valdivia, U. Del Mar, Iberoamericana, Gabriela Mistral y La República. En los primeros 12 casos, la matrícula se ha duplicado desde 2005 a la fecha, pero no ocurre lo mismo con el cuerpo docente ni con la inversión en infraestructura; más aún el material académico no ha sido acorde con las ganancias que han tenido estas casas de estudios.
Ha quedado de manifiesto, entonces, el rol cómplice del anterior gobierno de Bachelet, que permitió y avaló la instalación del grupo Laureate en la educación chilena. Porque mientras en Europa este mismo grupo económico era expulsado por sus malas prácticas y por la crisis que había causado, Bachelet los recibía con los brazos abiertos para que lucraran con las platas de la educación. Pero repetimos, no es el único caso, hay otras universidades privadas que también están siendo investigadas; y los estudiantes las están cuestionando, son las llamadas “privadas con rol público”, que nosotros insistimos: si son empresas, su objetivo es el Lucro.
¿Cómo se debe responder ante la crisis?
En este contexto de crisis de la educación, principalmente de las Universidades privadas, se vuelve indispensable tener una respuesta clara para el movimiento estudiantil y para los afectados.
Por ello, somos enfáticos cuando decimos que: NO hay empresario o “administrador” que no busque ganancia cuando monta un proyecto privado. Por lo tanto, contrario a lo que dice el Gobierno de Bachelet o incluso algunos sectores de izquierda (compañeros ligados al FEL), que sí hay universidades privadas con rol público.
Somos majaderos en reiterar que NO hay universidades privadas con rol público y sin lucro, porque simplemente, tiene que ver con las leyes básicas de la economía capitalista: “…para que exista y se mantenga en el tiempo una empresa privada dentro de una economía capitalista, debe someterse a las leyes de la competencia, o sea reducir costos y aumentar ganancias”.
Pero además de la claridad política, los estudiantes deben defender sus derechos, dentro y fuera de la universidad; si tienen que salir a las calles deberán hacerlo y deberán responder políticamente para frenar esta gran crisis que por ahora sigue avanzando; y no “encandilarse” con la medida propuesta por el Gobierno del “interventor estatal” pues tampoco resolverá los problemas de fondo, ya que no acabará con lapropiedad privada de facto (empresa “educativa”), que es el problema principal. Y por eso mismo, tampoco sirven las otras propuestas del Gobierno como un “cambio de administrador” o “fusión de planteles privados con estatales”.
Por último, se debe seguir levantando la demanda de Educación Gratuita para Todas y Todos Ahora!Para Colegios, Liceos, Institutos Profesionales, Centros de Formación Técnica y Universidades… Y Educación Gratuita significa: ESTATIZACIÓN de TODOS los planteles educacionales y en todos sus niveles.
Escrito por Izquierda Comunista – Chile 
Viernes 13 de Junio de 2014 19:32
 [1] Grupo transnacional que maneja lucrativos negocios ligados a la Educación.
(Original: http://litci.org/inicio/newspaises/america/chile/4435-universidades-privadas-estatizacion-sin-indemnizacion)

Copa del Mundo en el Brasil: ¡la juventud trabajadora entra en campo!

 

Después de sesenta y cuatro años, el Brasil, país del fútbol, recibe la Copa del Mundo nuevamente.

La presidente Dilma esperaba que la fiesta del deporte fuese un momento para conquistar apoyo popular a su gobierno, preparando su reelección en el mes de octubre. No obstante, los planes del gobierno federal no se concretaron.
Aun con una enorme propaganda oficial y de los grandes medios, el pueblo brasileño no cree que la realización de la Copa del Mundo dejará legados sociales. La Copa del Mundo no trajo al país más inversiones, empleos y desarrollo. Muy por el contrario, su realización está profundizando las desigualdades sociales y provoca innumerables ataques a la soberanía nacional.
Desde las jornadas de junio de 2013, el Brasil entró en la ruta de las grandes movilizaciones internacionales que sacuden el mundo todo desde 2011. En el Brasil no es diferente. Son millones los que entraron recientemente en el mercado de trabajo formal ocupando los peores cargos, muchas veces tercerizados o temporarios.
Es esa juventud, la nueva generación de trabajadores en lucha, la que representa el futuro del proletariado mundial. En el Brasil, es ella la que está transformando la Copa del Mundo FIFA en la pesadilla no sólo de las selecciones de España, Italia e Inglaterra, sino también del gobierno Dilma y de las elites propietarias.
¡Brasil ya es el campeón de las injusticias!
 
La Copa del Mundo es un evento privado, controlado por la FIFA y sus patrocinadores. La mayoría de la población brasileña, negra y pobre, está bien lejos de los nuevos y lujosos estadios. Y las injusticias no paran por ahí.
La preparación del mega-evento provocó el avance de la especulación inmobiliaria, de las remociones forzadas de comunidades periféricas y de la criminalización de la pobreza. Además, crecen también el turismo sexual y la privatización de los espacios públicos.
La Ley General de la Copa legaliza todas las injerencias de la FIFA, que determina qué productos deben ser vendidos y cuáles establecimientos comerciales pueden abrir en las regiones próximas a los estadios. La FIFA está exenta de todos los impuestos y cargos laborales que deberían ser recogidos por sus actividades económicas en el país.
De esta forma, queda claro, una vez más, la disposición de la presidente Dilma en ser una aliada indispensable del imperialismo. Después de garantizar la ocupación de Haití con las tropas brasileñas en el comando de la Minustah y las diversas exenciones fiscales concedidas a las multinacionales, el gobierno federal se dobló frente a las tropelías de la FIFA.
Se gastaron casi 35.000 millones de reales[1] de los cofres públicos en la construcción de los estadios, en las reformas de los aeropuertos y en las obras de infraestructura. Es inversión estatal para financiar un evento privado que va a hacer lucrar a las empresas y monopolios de la comunicación. La propia FIFA debe ganar más de 10.000 millones de reales en el Brasil.
La juventud es el sector de la sociedad más perjudicado por las injusticias de la Copa del Mundo, en especial la juventud trabajadora. La militarización y la privatización de los espacios públicos aumentaron la segregación territorial y cultural, que impide a los jóvenes pobres su derecho a la ciudad. La criminalización de la pobreza potencializó el genocidio de la juventud negra de las periferias. El turismo sexual hace de las mujeres jóvenes, incluso niñas y adolescentes, sus principales víctimas.
Una nueva generación de trabajadores en el ataque
El contraste entre los privilegios de la FIFA por un lado, y las pésimas condiciones de los servicios públicos y los bajos salarios por otro, aumentó el descontento social. La nueva situación política del Brasil, abierta con las famosas jornadas de junio de 2013, está profundizándose.
Las manifestaciones en las calles y los actos contra las injusticias de la Copa del Mundo FIFA abrieron el camino y, ahora, es la juventud trabajadora la que entra en campo, dando continuidad a la ofensiva de movimiento de masas.
Innumerables sectores salieron a la lucha, en la mayor ola de huelgas del país desde 1989. Son garis [barrenderos de calles], obreros de la construcción, empleados públicos, profesores y trabajadores del transporte, en especial los sectores más oprimidos y explotados los que están movilizados.
La vanguardia de esas luchas es una nueva generación de trabajadores que alcanzó la madurez política cuando las viejas direcciones oportunistas del movimiento de masas ya estaban gobernando el país. Una nueva generación que no tiene el peso de las derrotas del pasado en las espaldas y que puede hacer una experiencia más rápida con el PT.
La huelga de los trabajadores de subterráneos [metroviarios] de la ciudad de San Pablo fue el mayor símbolo de este nuevo momento. Fueron cinco días de paralización, en los cuales los trabajadores enfrentaron la prensa, la intransigencia del gobierno estadual, de la empresa, y la represión policial que invadió estaciones del metro para romper los piquetes.
La huelga, que la Justicia tornó ilegal, terminó con el despido de cuarenta y dos dirigentes, entre ellos sindicalistas con estabilidad en el empleo. No obstante, la categoría no bajó la cabeza y sigue en lucha, organizando una campaña por la reincorporación de los trabajadores despedidos por la empresa.
Campaña internacional: ¡Luchar no es crimen!
La burguesía brasileña aprovechó la Copa del Mundo para justificar la represión y la criminalización de los movimientos sociales y de las luchas populares. Con la excusa de garantizar la seguridad del mega-evento, fue elaborada una legislación especial, de excepción, legalizando prisiones arbitrarias e investigaciones policiales contra los activistas.
El Estado brasileño creó nuevos tipos penales, previendo hasta la detención de vendedores ambulantes que vendan mercaderías con imágenes ligadas al Mundial. Los crímenes serán juzgados rápidamente por tribunales especiales, instalados alrededor de los estadios, sin protección del derecho a la amplia defensa de los acusados.
En las vísperas de la abertura de la Copa del Mundo, ese proceso llegó a su punto más alto. El día 12 de junio, la manifestación contra las injusticias sociales fue brutalmente reprimida. Pocos días antes, el 9 de junio, el estudiante y militante del PSTU, Murilo Magalhães fue detenido y torturado por la Policía Militar del Estado de San Pablo mientras participaba de un acto en solidaridad con los metroviarios despedidos.
La juventud es el blanco principal de los gobiernos y autoridades brasileñas. Las centenas de activistas despedidos, presos y, hoy, investigados están entre los 20 y 30 años de edad. Son trabajadores y estudiantes, en especial, dirigentes de movimientos, víctimas de la Policía y de la Justicia.
El mayor ejemplo de esta escalada represiva es la acusación sobre los líderes del Bloque de Luchas de la ciudad de Porto Alegre, en el Estado de Rio Grande do Sul. Cuatro jóvenes están siendo acusados injustamente por formación de milicia privada y daños al patrimonio público, entre otros crímenes. Matheus Gomes, militante de la juventud del PSTU y de la Asamblea Nacional de Estudiantes-Libre [ANEL] es uno de los dirigentes acusados.
El PSTU brasileño y la LIT  llaman al movimiento de masas de toda América Latina y el mundo, y en especial a las organizaciones del movimiento estudiantil y la juventud, a construir con nosotros una amplia campaña internacional contra la criminalización de los movimientos sociales en nuestro país. Vamos a organizar acciones de solidaridad por el fin de las investigaciones, prisiones y despidos. ¡Luchar no es un crimen!
Traducción: Natalia Estrada.
Escrito por Clara Saraiva, Juventud PSTU Brasil   
Jueves 26 de Junio de 2014 13:49
[1] El valor de cambio dólar-real es hoy de 2,21. Lo que equivale a un gasto de 15.840 millones de dólares, aprox. [N.de T.].
(original: http://litci.org/inicio/newspaises/america/brasil/4453-copa-del-mundo-en-el-brasil-ila-juventud-trabajadora-entra-en-campo)

 

SOBRE LA VISITA DEL PRESIDENTE CORREA A LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

10168206_399660220176189_2150499046949178564_nDesde UNES, damos a conocer el siguiente comunicado público acerca de la visita diplomática y conferencia sobre los ´logros de la revolución ciudadana´ que el Presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, impartió en el hermano país centroamericano, Costa Rica, en especial, sobre la incidentes de la protesta ciudadana que se presentaron adentro y fuera del recinto de la Universidad de Costa Rica, en torno al caso de la estudiante colombiana, Carolina Garzón Ardila, desaparecida en Ecuador desde el 28 de abril del 2012 y las exigencias sociales heterogéneas que los manifestantes hicieron a las políticas actuales que implementa el gobierno ecuatoriano, de esto, la polémica que ha desatado en los medios de comunicación y la vida pública en general, de ambos países.

      I.         Carolina Garzón Árdila, estudiante de artes de la Universidad Distrital, actualmente desaparecida en el Ecuador, fue una de las activistas y precursoras de la fundación nuestra agrupación, Unidad Estudiantil (UNES), corriente estudiantil socialista que nació en medio de la ebullición de la movilización estudiantil del 2011, conocida en el movimiento estudiantil de la región y del mundo, como la “Marcha contra la Reforma a la ley 30” que logró derogar –parcialmente– la contrarreforma neoliberal impulsada por el actual gobierno de Colombia en cabeza de Juan Manuel Santos, vía a la movilización de masas como método.

El propósito que nuestra compañera Carolina vislumbraba, y que hoy continúa UNES y el partido en que ella ejercía su activismo político, en ausencia temporal de ella, fue impulsar la creación de un Sindicato democrático u Organización Gremial de los estudiantes, apremiante para las necesidades sociales del país y el marco diacrónico de más de 30 años de luchas estudiantiles, cuyo objetivos fueran la defensa irrestricta de los derechos del estudiantado, en sinergia con las luchas de la clase trabajadora colombiana y del pueblo en general, contra los planes de los gobiernos del capital, lesivos en materia de educación y trabajo.

Así pues, el sueño colectivo y acciones de Carolina –hoy desaparecida– fueron siempre en pos de una sociedad socialista, radicalmente diferente al existente: ello demuestra su temprana actuación en el proceso de toma de Colegios de Bogotá y el grupo UPJ (´unidos para no jodernos´), sus proyectos de teatro social, su militancia juvenil en el PST-C, su participación activa en la protesta estudiantil y proceso embrionario de la MANE, en el 2011, antes de su estrépita desaparición en Ecuador, mientras viajaba como turista a dicho país.

    II.         Desde el día de su desaparición, UNES y el Partido Socialista de los Trabajadores de Colombia (PST-C), con la ayuda de la organización de víctimas tales como la Asociación de Familiares y Amigos de personas desaparecidas del Ecuador (ASFADEC), la propia familia de Carolina, a su vez, con el apoyo de organizaciones políticas hermanas y de derechos humanos de otros países, en especial, de Ecuador, Perú, Brasil, Argentina, Costa Rica, hemos emprendido una Campaña Internacional por la aparición y esclarecimiento de los hechos en torno a la desaparición y paradero de la joven, Carolina Garzón Ardila, ante el gobierno ecuatoriano y sus instituciones.

  III.         Rechazamos enfáticamente las declaraciones públicas que profirió el Presidente Correa en la conferencia del día 8 de mayo de 2014, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, en medio de la protesta ciudadana que se presentó, en los que hizo dos señalamientos calumniosos contra la Campaña:

Primero, la acusación que miembros de la Campaña hacían al gobierno ecuatoriano y sus fuerzas armadas, de haber sido los autores materiales y, por ende, los responsables penales por la desaparición de Carolina Garzón, por lo que se trataría de un crimen tipificado como desaparición por razones políticas, en donde agentes estatales estarían involucrados.

Segundo, la denuncia que hizo el mandatario ecuatoriano de los miembros y colaboradores de la Campaña, en especial, de los partidos de izquierda socialista como el partido hermano PT costarricense, el PST de Colombia (al que UNES pertenece), y el PRT de Costa Rica, de pretender politizar la desaparición de Carolina Garzón, valiéndose del dolor de su familia, instrumentalizando la tragedia como lo es la desaparición forzada y simbolizando a Carolina como una ´mártir política´, además de ello, haciendo uso de argumentos falaces de inculpación y desprestigio mediático a su gobierno, lo cual es, una conducta inmoral, vil, reprochable, politiquera y sin un ápice de coherencia política y sentido humanista, por parte nuestra.

  IV.         Declaramos que, ni UNES, ni el PST-C, ni ningún miembro de la Campaña, en ningún momento ha declarado al Gobierno de Rafael Correa, sus Fuerzas Armadas, ni algún miembro de las instituciones del Estado ecuatoriano, como los perpetuadores y responsables materiales de la desaparición de Carolina, ni mucho menos hemos dicho que se trató de una desaparición política, en el sentido jurídico y restrictivo de la palabra. Por el contrario hemos señalado lo siguiente:

– Según la investigación judicial bilateral, el motivo de su desaparición de Carolina Garzón, tiene más correlación con el crimen organizado que impera en el vecino país, por lo que la hipótesis de desaparición por causas políticas, ha sido descartada. Hemos señalado abiertamente que el caso de Carolina obedece a esta correlación, al ser una víctima más de la delincuencia y la criminalidad en el Ecuador.

– Exigimos al gobierno ecuatoriano, al Presidente Correa, las garantías del derecho de investigación diligentes para la estudiante Carolina y las más de 6.000 víctimas de trata de personas, según estadísticas del 2012 del Ministerio del Interior y las 17.000 denuncias por personas desaparecidas entre el 2011 y 2013, igualmente, los derechos de las víctimas y cumplimiento de la Constitución Ecuatoriana en materia de desaparición forzada.

– Como estudiantes socialistas, consideramos a la desaparición forzada y el caso singular de nuestra compañera Carolina como un problema político, en el sentido de que es un flagelo social que padecen miles de familias obreras y populares del Ecuador que en materia de políticas públicas y derechos fundamentales es desatendido y presenta serias deficiencias por parte del Estado ecuatoriano, valga decir, también del Estado colombiano (pionero en la región en la violación de derechos humanos y terrorismo de estado), en suma, de los gobiernos burgueses de Correa, Santos, Guillermo Solís, entre otros.

10334309_514539475334646_2567473629675832393_n

En el capitalismo contemporáneo y su aparato de Estado, no hay ninguna garantía plena de seguridad ciudadana que ampare a las familias trabajadoras y populares de la criminalidad, la delincuencia común y organizada, de los actos delictivos e ilícitos de los patrones y los gobiernos capitalistas, es decir, de los caóticos hechos putrefactos que surgen en su seno de este sistema decadente y en transición. De ahí que, seamos conscientes y tengamos la misma convicción política común que tenía la mujer, activista estudiantil y amiga nuestra, Carolina Garzón, por transformar esta sociedad degradada y en crisis.

– En ningún momento ha sido de nuestro interés usar a Carolina Garzón como una especie de ´mártir política´, puesto que no es cierta la hipótesis desaparición política, ni en ningún momento hemos argüido su veracidad. Más, si hemos impulsado abiertamente y querido en estos más de dos años de Campaña: encontrar a Carolina; tener el derecho de conocer la verdad sobre su desaparición y castigo penal a los responsables; organizar a las víctimas de la desaparición como un movimiento social combativo y llamar a la solidaridad de las organizaciones democráticas sobre el caso de Carolina; visibilizar un problema no reductivo del Ecuador, sino también de Colombia y la mayoría de países capitalistas del mundo, que es la desaparición forzada, la trata de personas (3er negocio ilícito más lucrativo del mundo), la mayoría de ellas mujeres, los crímenes sexuales y las violaciones, la inseguridad en los barrios populares, etc; impulsar la denuncia política de la insensibilidad, complicidad, co-responsabilidad política e incapacidad de los gobiernos burgueses y sus sistemas judiciales, en este caso, el de Ecuador, por garantizar los elementales derechos fundamentales de las masas populares, en los miles de casos de congestión judicial, archivamiento de casos, déficit de presupuesto público, corrupción y formalismo jurídico burgués. Esta es la moral proletaria y humanismo socialista que pregonamos los miembros promotores de la Campaña Internacional por la aparición de Carolina y Unidad Estudiantil (UNES).

    V.         Aparte de los serios señalamientos calumniosos del Presidente Correa contra algunos miembros de la Campaña por Carolina Garzón, como estudiantes de UNES rechazamos, a su vez, una serie de hechos que se presentaron el día de la visita del mandatario ecuatoriano al recinto universitario de Costa Rica y nos solidarizamos abiertamente con los manifestantes estudiantiles y la ciudadanía en sus justas reinvindicaciones sociales:

– Saludamos y apoyamos la carta enviada por la estudiante Silvia Mora Cascante al Presidente de la Federación de Estudiantes de Costa Rica (FEUCR), Alejandro Madrigal Rivas, en donde se denuncia los hechos de expulsión forzada y violenta del estudiante costarricense, Carlos Rodríguez, de la Conferencia susodicha, por parte de los escoltas del Presidente ecuatoriano y personal de seguridad, al mostrar este joven un cartel de Carolina Garzón, que decía: “¡Correa! ¡Exigimos la búsqueda inmediata de Carolina Garzón!”, como una violación tácita y visible al derecho a la protesta, a la libertad de expresión y a la autonomía universitaria, en la Universidad de Costa Rica.

– Apoyamos las demandas y emplazamiento de los más de 50 manifestantes no sólo en torno a la garantía de los derechos de investigación del caso Carolina y de los derechos de las víctimas de desaparición, por parte del gobierno de Correa y colombiano, sino también: por el derecho democrático al aborto gratuito, libre y seguro, del cual, Rafael Correa, en contubernio y pacto con las empresas eclesiales y la burguesía, ha negado a aprobar consecuentemente, poniendo innumerables trabas en el parlamento; por el respeto al movimiento feminista, especialmente a los comentarios machistas, homofóbicos, valga decir, reaccionarios, que ha tenido el Presidente, en lo que respecta a las personas transexuales; por la defensa del medio ambiente y protección de las reservas ecológicas, en el caso del parque nacional de Yasuní y la Amazonía ecuatoriana, explotada en favor de los intereses de las empresas imperialistas.

Como UNES, no damos ningún tipo de apoyo, ni tenemos ninguna afinidad política ni vemos como una referencia intelectual al correísmo, el gobierno de Correa, el Partido Alianza País, su programa de Revolución Ciudadana, la doctrina pequeñoburguesa del “socialismo del siglo XXI”, por considerarla parte del entramado de la izquierda capitalista y socialdemócrata de América Latina que ha cooptado el potencial de lucha de los movimientos sociales y ha engañado los anhelos de las masas del Ecuador con un plan de gobierno de reforma del capitalismo y no de ruptura consecuente con el imperialismo más allá del discurso retórico, que no favorece a la liberación nacional del pueblo ecuatoriano de los tentáculos foráneos, la clase obrera y su nivel de vida, las reinvindicaciones estudiantiles ni a las mujeres, a pesar de que comprendamos las ilusiones que franjas importantes de la población y luchadores honestos han depositado en este gobierno, por más de 7 años.

Saludamos a las organizaciones, los movimientos de izquierda, agrupaciones estudiantiles y de trabajadores independientes al gobierno que se oponen y han empezado a tomar conciencia en su vida material, de las medidas antipopulares del gobierno Correa, que bregan con tesón por un cambio social profundo y una revolución socialista en el Ecuador, después de la revolución democrática de masas que se dio en el 2005, que captó la atención de todo el mundo, y la primera Independencia en 1830, al igual que las luchas que se vienen dando en Costa Rica contra el recién electo gobierno de Luís Guillermo Solís.

 

Bogotá, Colombia

13 de mayo de 2014

 

UNES Colombia.