Desde La Periferia Del País: La Necesaria Unión De Las Resistencias

3Resultado de imagen para chocó pobrezaHay que tener la oportunidad de recorrer esos lugares donde se dice el Estado no llega, para comprender por qué los pobres del campo y las ciudades periféricas de Colombia, lo seguirán siendo, a pesar de que los barcos, camiones y aviones pasen con la riqueza frente a ellos llevándose todo de la naturaleza.

Así como se llevan todo y no dejan nada,  es preciso decir que las multinacionales y megaproyectos arrasan con todo, mientras las exigencias en la infraestructura vial, de salud, de educación siempre son y serán un cero a la izquierda. Pues la ruralidad de América Latina, se parece cada día más a una gran bodega de materias primas. Todo para allá nada para acá.

El déficit de educación y vivienda en Colombia sin lugar a dudas ha disminuido con el paso del tiempo, pero eso no garantiza que sea en la extensión del territorio colombiano, ¡no lo es! y mientras las escuelas rurales sigan en la miseria absoluta, construidas con los más bajos estándares constructivos y educativos, además con serias dificultades para garantizar un maestro en las mal llamadas aulas de clase. Que llevan colgado un letrero de “vive digital”[1] en la fachada. No sé si para burlarse de su pobreza o redimir su irresponsabilidad. Lo que deja como conclusión que la consigna de educación del gobierno Santos, no representa una transformación real ni en las ciudades, ni mucho menos en las periferias.

Basta con entrar en alguno de los barrios más pobres del Chocó, en alguno de los municipios apartados de Antioquia o en las rancherías de la Guajira, para darse cuenta del abandono total del Estado, lugares golpeados por la violencia, propiciada durante años por guerrillas, paramilitares y militares en sus territorios. Abandono que no se mide porque las calles sean a base de tierra o las casas estén construidas en madera, o los niños persigan un balón descalzos en canchas de arena, ¡no se trata de eso! , como lo hacen pensar los medios de comunicación. Estamos hablando de un abandono sistemático, que se materializa al momento de un niño asistir a la Escuela de “tabla y lata”, ya que ojalá se pudiese hablar en madera, pues ante la muerte por diarrea y la falta de centros de salud, de vías y sistemas de transporte, de calles seguras para los niños y un entorno sano no existe ni un mínimo de posibilidad en que sus padres puedan pensar en resolver o alcanzar el derecho a la educación, a la salud, a la alimentación o siquiera a la vida. El desempleo, la falta de oportunidades y la corrupción son los bucles de estas poblaciones, donde la incipiente organización social, se debate entre la supervivencia del día a día y el desquite a las amenazas de grupos armados y delincuencia.

No es posible pensar en paz “estable y duradera”; no en estas zonas aisladas del país. Con el proceso de paz, se persiguen todos los días ideales del fin de la guerra, del fin del conflicto, del comienzo de la paz, y hasta el rincón más olvidado de Colombia a orillas del río Atrato lo quieren y anhelan, y se decoran las puertas con guirnaldas blancas haciendo un llamado a la paz, al cese de una guerra contra su vida, contra sus intenciones de ser y estar tranquilos: a la espera de la hora de pescar, de coger un racimo de plátano, de plantar una yuca o esperar la cosecha de mangos. ¡Pero tampoco! Porque todos los días llegan empresas legales e ilegales, persiguiendo la gente, amedrentando su paz, detrás de su tierra, arrebatándole la vida al pueblo, los colores al rio y llevándose el mineral, la madera, las oportunidades de los más jóvenes y la salud de los adultos. Esto por mencionar un panorama, como pensar en “salir adelante entonces” en que los jóvenes se profesionalicen, accedan a un mejor trabajo y se “realicen”. La realidad es contundente, les han arrebatado la tierra, y con ella la vida.

¿Y a quién le debería preocupar esto?  A los trabajadores, estudiantes, campesinos, que día a día vemos como desangran a los pueblos más desprotegidos, lugares que bien son de donde vienen nuestros bienes, nace nuestro alimento y llueve nuestra agua. De donde se llevan cada una de nuestras partes y garantías lejos, donde es más difícil luchar, porque asesinan a nuestros líderes comunales, persiguen a nuestros jóvenes e incluso quedan sometidos a la delincuencia y consumo de drogas, a fin de buscar alguna posibilidad de subsistencia. El poder de los gobernantes sobre los habitantes de pueblos y barrios pobres, pasa por la vulnerabilidad de sus comunidades, por su fragilidad frente a una burocracia y un sistema de corrupción que se esfuerza por limitar la organización social y la lucha por hasta los más simples derechos.

Y no es un llamado diferente al que hacen todos los días por el respeto a la vida, a la naturaleza, a los derechos: sindicalistas, ambientalistas, intelectuales y académicos, porque es un mismo sentir, el que tenemos los trabajadores que afrontar, porque no está la protección del río por encima de la del minero, ni por encima del árbol, sino que es allí, en donde se deben librar luchas por arrebatar a los gobiernos y empresas corruptas, lo que nos pertenece: la vida. Y esto será posible cuando la lucha por un pupitre hasta la pavimentación de una calle, y las garantías de seguridad a los trabajadores y campesinos se coordinen, se entiendan como una sola búsqueda, se sobreponga al interés individual de cada sector y se unifiquen en un interés de clase, la de los que trabajan diario en el río o en la presa, en la fábrica o en el puerto. Cada que se ejerce la solidaridad en la lucha, se da un paso adelante, es una ganancia, es un asunto que salvaría más niños, árboles y ríos que si cada quien va por separado. O nos unimos o nos arrasan, “divide y reinaras” dirían otros.

Desde las periferias y ruralidades, hacemos un llamado de solidaridad a todos los trabajadores de las ciudades del país y del mundo para que nos organicemos, para dar una mirada a esas otras luchas que parecen insignificantes, pero que se libran día a día, intentado mejorar una escuela, pero también intentando incorporarse a una lucha que se torna global, porque el capitalismo no diferencia y donde llega termina con la vida, pero también nace la resistencia por la vida y la organización de los trabajadores y campesinos pobres.

Por la solidaridad en las luchas de los pueblos indígenas y trabajadores rurales.

Ante el saqueo del capitalismo. Apoyo a todos los pueblos que resisten.

La resistencia de la naturaleza, está en las manos de los trabajadores del mundo.

Solidaridad con todas las luchas de mujeres, afrodescendientes, LGTBI en todo el mundo. 

B.U-

[1] Programa del Gobierno de Colombia para promover la tecnología y el acceso a la información.

El Destino del HUV será la Unidad, la Movilización y el Paro Cívico Nacional de los de Abajo contra los de Arriba

huv

Emperifollada, sintética, espuria, como un viejo muñeco de vitrina, la Gobernadora del Valle del Cauca Dilian Francisca Toro fue a entrevistarse con el “cacique” del Partido de la U, su partido, el Presidente Juan Manuel Santos. Era entonces el año 2015, en medio de la majestuosa recepción que el Presidente ofrecía a los dirigentes de su agremiación política en la Casa de Nariño, cuando la ‘baronesa’ de Guacarí1, Dilian Francisca Toro, dejó, de ahí en adelante, de ser Toro para volverse vaca… sagrada. No se trataba tanto de un imposible asunto de identidad de género en el reino animal, como del infame momento histórico en que la salvaje ambición de poder, la corrupción y “la rosca” lograban investir de la dudosa legitimidad institucional que necesitaba una política como Dilian Francisca cuando aún tenía, por parte de la Corte Constitucional, una investigación abierta por lavado de activos y antiguos nexos con la llamada “parapolítica”2.

Fue esa gobernadora la que, el pasado miércoles 26 de octubre, presidiendo la última Junta Directiva del Hospital Departamental “Evaristo García” (HUV), junto con el impuesto Rector de la Univalle Edgar Varela y el gerente interino del HUV Juan Carlos Corrales, tomaron la cruda decisión de implementar la ley 550, o de insolvencia económica, sin no antes echar a la calle impunemente a casi 550 trabajadores públicos nombrados y provisionales3, muchos de ellos cabeza de familia. Ese fue el triste caso de Olivia Chantré, una mujer amable de madura mirada, entre resignada e indignada que, cocinando durante 19 años a los débiles enfermos del HUV, se ganó la vida y que, sin más fuentes de trabajo, espera no pasar el hambre que con tanto esmero y amor alivió en los pacientes4.  Así como a Olivia, botaron inmisericordemente a trabajadores del área de aseo, vigilancia, servicios varios, pero también a médicos y médicos especialistas, comprometiendo de tal forma la función misional del centro asistencial.

Esta masacre laboral, que, en el contexto de las negociaciones de fin de la guerra entre las cúpulas militares de las FARC y el gobierno, es una afrenta al deseo de paz de la mayoría colombiana, no es el epilogo del fin del conflicto, sino la introducción a la guerra social que, junto con la reforma tributaria5 que sube los impuestos a los trabajadores y se los baja a los ricos acumuladores, nos quiere imponer el gobierno del “cacique” del Partido de Dilian, el presidente Juan Manuel Santos. Es apenas el inicio porque la Ley 550, o de insolvencia económica, entrega el HUV a sus acreedores para que en un plazo de 7 años lo desmiembren, lo intervengan y lo liquiden.

Además, como 16 años atrás, con la policía antidisturbios en el Hospital San Juan de Dios de Bogotá (en el gobierno de Pastrana), y como hace 10 años , con el ESMAD en el Instituto Materno Infantil (en el gobierno de Uribe), la policía estuvo desde el pasado miércoles en el HUV  para limpiar la escena del crimen, a saber: el ya descrito despido impune de casi 550 trabajadores cabezas de hogar, el cierre total o parcial de salas como onco-pediatria, la UCI de neurocirugía, el servicio de psicología o la UCI de los bebes recién nacidos, entre otros (todo esto en el gobierno de Santos y Dilian). Como podemos ver, los dirigentes del No y del Sí, peleados en las millonarias alturas por el tema de la guerra militar con la guerrilla, se unen en el atropello de la guerra social contra el pueblo. El mensaje debe ser interpretado claramente: el pueblo trabajador que el pasado 2 de octubre no voto, que anulamos el voto o que equivocadamente votaron por el No o por el Sí, debemos unirnos en las calles, en la lucha y en la movilización ya que solo estas serán la salud, la paz, el pan y el empleo del pueblo. Frente a esta difícil situación impuesta por los gobernantes regionales y nacionales de turno, las respuestas de los trabajadores y el pueblo no pueden seguir siendo aisladas, como las recientes luchas de los indígenas y campesinos por la liberación de la madre tierra, la de los camioneros por unos cuantos centavos, la de los niños wayuu contra el hambre o la de los trabajadores de la ETB, EPM o EMCALI por sus empleos y sus condiciones de trabajo.

Es por lo anterior que “las direcciones de las centrales sindicales y de las organizaciones de izquierda que dicen representar los intereses de los trabajadores y sectores populares, deben romper el pacto de apoyo al gobierno de Santos que comenzó con su reelección y continuo con la campaña del plebiscito. De lo contrario que se hagan a un lado y permitan el surgimiento de una nueva dirección y la movilización independiente de las masas” El Socialista, 705.

Mientras eso ocurre, humildemente las propuestas que hacemos, desde el Partido Socialista de los Trabajadores, para solucionar esta crisis son: 1) Continuar y profundizar las acciones colectivas ejemplares que están haciendo al interior del Hospital y en las calles los trabajadores en general y de los dos sindicatos del HUV, coordinando las acciones en asambleas de afiliados de base de las dos organizaciones sindicales. 2) llamar a los estudiantes, trabajadores y docentes de la Universidad del Valle a asambleas y movilizaciones conjuntas en defensa del HUV, como ya se ha hecho en el pasado reciente. Y 3), porque si damos una pelea solos estamos destinados a caer solos, emplazar a las centrales sindicales CUT, CGT Y CTC a que, con su capacidad de convocatoria, llamen a un Encuentro Nacional Obrero y Popular por la salud, el HUV, las reivindicaciones más sentidas de la población y la necesaria paz entre la insurgencia y el Estado, que convoque desde las regiones a un Paro Cívico Nacional con un pliego de exigencias elaborado desde las bases.

Estudiantes PST- Cali

Contáctenos

www.pstcolombia.org, pstcolombia@yahoo.com, hugobressanolitci@outlook.com

Bibliografía

http://www.dinero.com/economia/articulo/gasto-en-subsidios-en-colombia-en-2015-alcanzaron-el-9-del-pib/237460

 

LOS ESTUDIANTES Y EL PLEBISCITO DE LA PAZ NEOLIBERAL: ¿CÓMO VOTAR?

14355728_863349343765117_9126740120228544519_n

 

Los estudiantes y los trabajadores de Colombia, hemos sido víctimas en diversos grados, directos e indirectos, del conflicto armado entre el Estado y las insurgencias durante estos 52 años.

En primera medida, hemos sido estigmatizados bajo el mote de terroristas. Esto ha provocado no sólo el desprestigio de nuestra lucha, sino también una persecución antidemocrática: estudiantes muertos, desaparecidos, encarcelados, sancionados, detenidos, etc.

En segunda medida, el 3.4% del PIB se halla destinado a la guerra y la deuda externa originada para el sostenimiento de esta asciende al 42%. Ambos hechos han ido en desmedro de la educación pública.

Por estos dos ejercicios de victimización contra nuestro gremio, es apenas razonable que rechacemos y nos abstengamos de marcar el NO de Uribe, pues queremos que la lucha guerrillera se acabe y deje de obstaculizar las luchas del pueblo trabajador y los estudiantes.

Pero tampoco podemos votar mecánicamente por el SÍ de Santos.  Si vemos, en los Acuerdos de la Habana, pese a ser nombrada la educación 27 veces, no hace parte del punto de la Agenda. Como tales, dichos Acuerdos no van a solucionar los problemas de fondo por los que atraviesa la educación, en el ámbito rural, ni siquiera los que generaron el conflicto armado.

Santos y Gina Parody, maestros de la demagogia neoliberal, mienten una vez más cuando nos dicen que “una vez desmovilizadas las FARC-EP, habrá más educación, Colombia será la más educada”.

Lo realidad es que subirán y mantendrán el PIB para las FFMM y policía e involucrarán a los jóvenes como carne de cañón en las “Misiones de Paz” de la OTAN, reformarán el Código de Policía para criminalizar a la juventud con más vigor, fortalecerán el ESMAD y seguirán los muertos –como el estudiante Miguel Ángel Barbosa–, subirán el IVA al 19% pero seguirán manteniendo desfinanciadas a las universidades públicas con el déficit de 16 billones y menos de 3% del PIB en educación. Esa la paz de los victimarios.

Asimismo el plan 2034 y el plan decenal de la educación seguirán adelante. Programas como Ser Pilo Paga, no contribuyen a soluciones reales. En síntesis, después del plebiscito, seguirá la guerra social del gobierno, contra la educación.

Sumado a lo anterior, las víctimas del gremio estudiantil, cuyos responsables fueron paramilitares, rectores y directivas cómplices de estos, militares, empresarios del sector privado, agentes de Estado, gozarán de un amplio margen de impunidad para sus crímenes, garantizados por los Acuerdos de la Habana. Tampoco habrá una reforma agraria democrática y real para las familias campesinas de los estudiantes, lo cual es una razón más para no votar el SÍ avalando los planes de Santos y fortaleciéndolo.

Desde Unidad Estudiantil, Corriente del PST, invitamos a los estudiantes, docentes y trabajadores, a abstenerse de votar por el SÍ de Santos y el NO de Uribe, porque ninguna de las dos opciones representa la paz con educación pública que necesitamos. Además porque ambas alas burguesas en las que está polarizado el pueblo, quedarán impunes respecto del daño físico y económico cometido con nuestros compañeros de aulas y las familias del agro colombiano.

En cambio, proponemos, que en el día del plebiscito (domingo 2 de octubre), marquemos en el tarjetón, como voto protesta: “Por educación, paz para el pueblo y nuestras víctimas: Constituyente, para expresar nuestra independencia e inconformidad con ambos gobiernos, que tanto daño hicieron a la educación del pueblo, en el caso de Santos II, el paquete anti educativo que viene implementando descaradamente, mientras piden el SÍ a la comunidad educativa a su paz neoliberal: Acuerdo 2034, Ser Pilo Paga, decreto licenciaturas, reforma tributaria, recomendaciones de la OCDE, etc.

Igualmente, para señalar que la construcción de una paz estable y duradera, tal como dice la pregunta tramposa del plebiscito, sólo se logrará, como mínimo, cuando en un proceso constituyente (como el que se viene preparando en la Universidad Distrital, luego de ganar el voto en blanco), mediante la movilización de nosotros mismos y los trabajadores, logremos conseguir las reformas levantadas en el 2011 y avances, en beneficio nuestro y nuestras familias trabajadoras, tales como:

  • Gratuidad con calidad educativa en todos los niveles, especial en pregrado, por la nacionalización del sistema educativo; subsidios de manutención a estudiantes pobres; condonación absoluta de las deudas de los estudiantes con el ICETEX y los bancos; aumento PIB en educación superior al presupuesto militar y renegociación de la deuda externa.

  • Respecto a las IES privadas: Congelamiento y disminución progresiva de las matrículas; nombramiento de planta de los docentes provisionales; subsidio de transporte, salud y vivienda para los estudiantes, cubierto por los activos de dichas instituciones.

  • Democracia universitaria y gobierno triestamentario, elección directa de rectores, revocabilidad, mayor peso decisorio de la comunidad, etc.

  • Libertades democráticas amplias, por Consejos Estudiantiles democráticos y decisorios; por una Organización Gremial de los Estudiantes reconocida por el Estado; por sindicalización docente, libertad de cátedra y opinión, contra la tercerización; desmonte del ESMAD, por plenas garantías de movilización, uso de espacios universitarios y asambleas.

14199392_853186248114760_4461562940387140994_n.jpg

 

¡NI POR EL SÍ DE SANTOS, NI POR EL NO DE URIBE, MARQUEMOS CONSTITUYENTE! 

¡NO HAY PAZ SIN UNA EDUCACIÓN PÚBLICA, LAICA Y GRATUITA! 

¡POR VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN A LOS ESTUDIANTES CAÍDOS!

¡POR REFORMA AGRARIA REAL Y EDUCACIÓN PARA TODOS, ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE! 

¡NI PERDÓN NI OLVIDO A LOS CRÍMENES DEL ESTADO Y PARAMILITARES!

¿Triunfó El Paro De La Universidad Distrital? Lecciones del movimiento

13407211_1389525674396047_6873645771171798960_n

Aunque siguen las mesas de negociación, ya existen elementos suficientes de juicio para hacer un balance. Hemos querido sacar las conclusiones que nos permitan mejorar para próximas luchas, sacar las lecciones de esta lucha.

El paro tuvo como principal bandera la derogatoria del Acuerdo 01 que reglamenta la elección del rector general, este acuerdo se contrapone al proyecto de estatuto general propuesto por la comunidad universitaria, conocido coloquialmente como “la constituyente”.

Al momento no ha sido derogado el 01, de hecho está en marcha. Se consiguió que en la antidemocrática y no vinculante consulta se incluya el voto en blanco y un aplazamiento de dos semanas. En la práctica nada que cambie la realidad ni que impida la imposición del rector que mejor sirva a las políticas neoliberales de Peñalosa y Santos.

Se habla de un nuevo proceso de discusión de la constituyente, no confiamos en estas promesas, pues es posible que no se firme nada o peor aún que se firme un proyecto alterado que no respete el verdadero espíritu de la constituyente. No creemos que sea posible arrancar conquistas en ausencia de lucha, mucho menos comprendemos como es que se va a ratificar el estatuto general propuesto mientras se ejecuta el 01. No desconocemos la importancia de la política de derechos humanos, ni la importancia de las garantías académicas, en medio de una terminación atropellada de las materias que en la mayoría de casos no garantiza un verdadero proceso pedagógico .

Hasta el momento todo parece indicar que los estudiantes, profesores y trabajadores no hemos salido vencedores.

¿Por qué no hemos salido vencedores?

Las directivas se la jugaron a derrotar el movimiento por la vía del desgaste, evitan negociar mientras el movimiento está fuerte, toman represalias, dividen al profesorado, y saben que pasadas varias semanas y en ausencia de la solidaridad de otras universidades o sectores sociales, estarán débiles para negociar.

Las direcciones a nivel sindical como estudiantil tienen una política de “movilización controlada”, no tienen la política de convocar un paro universitario nacional, la unidad de los conflictos y sectores ni de favorecer una verdadera alianza obrera-estudiantil. Por la política de conciliar y de concertar con el gobierno Santos, en el transcurso del 2016 se han desaprovechado al menos dos posibilidades de crear una coyuntura de luchas nacional, todo en nombre del apoyo a las negociaciones de Paz, que ha pasado de ser un apoyo al justo cese del conflicto armado, a ser un apoyo velado a la política del gobierno.

La mayoría de activistas de las diferentes organizaciones, honestos y fervientes luchadores que desde el día cero resistieron, no son los responsables de esta situación. Los responsables son sus dirigentes y los altos dirigentes de los trabajadores, por ejemplo el Comando Nacional Unitario que mientras estaban en paro campesinos, indígenas, varias universidades y se aprobaba el Plan de Desarrollo de Peñalosa, insistieron en aplazar el paro nacional hasta el otro semestre.

En este contexto general desfavorable para las luchas, existieron también errores que como movimiento social universitario cometimos y pagamos:

  • El paro no se preparó por la base en la mayoría de Facultades. Muchos estudiantes y proyectos sintieron que “nos tocó” meternos al paro. Nuestras reivindicaciones fueron justas pero el nivel de conciencia de la mayoría de estudiantes era bajo.
  • A diferencia de la experiencia de paro anterior, no ganamos a la base profesoral para el proceso, ni el 10% participó de las asambleas, los provisionales en situación de inestabilidad laboral fueron blanco fácil de la presión de los directivos y a su vez empezaron a presionar a los estudiantes.
  • Aunque la mayoría de decisiones se tomaron en las asambleas, el desarrollo de las mismas fue desgastante, empezando hasta tres horas tarde y citadas a hora de almuerzo, extendiéndose durante hasta seis horas, y enfrascándose en largas discusiones. Esta situación desmotivó y desmoralizó a muchos compañeros que optaban por irse antes de que acabara y peor aún por no asistir a la siguiente. Por lo que las decisiones se terminaron tomando a veces por los pocos que quedaban al final de la jornada, sobre todo activistas organizados que son los que resisten este tipo de dinámicas.
  • Una razón por la que las asambleas se extendían de más es el método de decisión a través del consenso, que es discutir hasta que todos estén de acuerdo. Nosotros consideramos que este método no es democrático sino todo lo contrario, si de 500 personas hay 4 que se oponen a una propuesta entonces, 456 no pueden llevarla a cabo, es la dictadura de la minoría.
  • Eso fue lo que sucedió en una asamblea en la cual por causa de unos pocos que no estaban por la firma inmediata de la constituyente, la asamblea termina aprobando una fórmula intermedia.
  • Faltó mayor relación con la ciudadanía: reivindicamos las palabras de un estudiante “tomamos los edificios, faltó tomar las calles”.
  • Las acciones vanguardistas e individualistas configuradas en el método del tropel hicieron su tanto para desmoralizar al movimiento, rechazadas por las comunidades, gran parte de la base estudiantil y los padres de familia.

 ¿Entonces, fue un error parar? ¡Claro que no!

Cuando una lucha empieza no podemos saber cómo va a terminar, era justo luchar contra el antidemocrático 01 y la imposición del rector, sigue siendo justo luchar por la firma de “la constituyente”. Una vez los estudiantes, maestros, trabajadores inician una lucha, nuestro deber es participar y aportar con todas nuestras fuerzas para que salga victoriosa. No debemos ahora desmoralizarnos sino aprender las lecciones que el paro nos deja, recomponer nuestras fuerzas y continuar nuestra lucha. No tendríamos moral para hacer este balance si no estamos presentes en la pelea.

Reivindicamos la actitud de todos los valientes luchadores que se dejaron la piel en este paro, en medio de enormes presiones y dificultades, presiones académicas de maestros que nunca dejaron de enviarles correos, económicas porque a los estudiantes de la clase trabajadora sus padres no pueden costearles pasajes y comida si no están estudiando, resistiendo a la represión, al dolor de la muerte de un compañero fueron pequeños y anónimos héroes de esta lucha.

¡La lucha sigue!

No debemos dejar de exigir la firma del estatuto general propuesto por la comunidad y la derogatoria del 01. Si se llevan a cabo las elecciones a rector debemos denunciar la reglamentación antidemocrática y la imposición, exigiendo que la consulta sea decisoria.

La lucha hay que ligarla a las demás universidades públicas del país y sus conflictos, en aras de la construcción de un paro universitario nacional.

UNES – UD 1 agosto de 2016

 

Afroamericanos: la opción está en los jóvenes trabajadores del mundo

“¿Por qué me piden ponerme un uniforme e ir a 10000 millas de casa y arrojar bombas y tirar balas a gente de piel oscura mientras los negros de Louisville son tratados como perros y se les niegan los derechos humanos más simples? No voy a ir a 10000 millas de aquí y dar la cara para ayudar a asesinar y quemar a otra pobre nación simplemente para continuar la dominación de los esclavistas blancos” Muhammad Ali

Las recientes muertes de afroamericanos en EE.UU, entre ellos Philando Castile, de 32 años, lo cual ha generado una conmoción internacional, a tal punto que el día jueves 7 de julio  se perpetuó el asesinato de cinco policías a manos de un hombre que decidió tomar la justicia en sus manos, mientras cientos de trabajadores y jóvenes se movilizaban contra los ataques racistas impulsados por la autoridad policial norteamericana, “Sus esfuerzos se vieron truncados cuando un hombre armado, atacó a 11 oficiales de policía, matando a cinco. Esta es una tragedia, tanto para aquellos que han sido afectados por el ataque de ayer [julio 7] y para nuestra democracia”[1] enlutando otro número de familias y llevando a los medios a generar condiciones de polarización entre los trabajadores negros, blancos y mestizos de este país.

Tal ataque evidencia la deficiente justicia de los Estados Unidos frente a las injusticias presentadas desde hace varios meses con la población afro e inmigrantes en  este país por parte de los policías, ante este panorama hay que hacer un llamado a la juventud del mundo a rechazar tales actos de discriminación y a la movilización y organización de todos los pueblos oprimidos y sometidos por la fuerza policial y de los gobiernos en todos los países del mundo. Este llamado se sustenta en los siguientes argumentos, los cuales determinan a su vez la necesidad de identificar  los enemigos reales y comprender que no es una lucha entre nosotros los  hombres y mujeres, sino contra el capitalismo, sus condiciones de despojo, discriminación y estigmatización hacia los más pobres.

  1. NO ES UNA LUCHA INTERACIAL

Los medios de comunicación nos han venido mostrando que la condición del ataque de los estados unidos, es un proceso de pelea entre “negros” y “blancos”, planteando el problema desde una perspectiva de peligro –e incluso terrorismo- condición que pone en desventaja a todos los pueblos negros del mundo, estigmatizando a sus jóvenes y señalándoles por situaciones que no están determinadas de ninguna manera en el color de piel.

  1. ES UNA LUCHA DE CLASES

El gobierno de EE.UU a pesar de contar con un presidente “negro”, ha demostrado ser insuficiente para combatir el racismo, evidenciando como se criminalizan los barrios, los trabajadores y jóvenes negros de este país y el mundo. Es tarea de los jóvenes del mundo comprender que se trata de una lucha de clases, de una muy fuerte persecución por parte de los ricos blancos a toda la población Afro, Latina, árabe, que hoy son mayoría, y vía las últimas movilizaciones expresan su inconformidad con la “democracia” de su país y la lucha por: “the human rights of Black Americans”[2], al dejar en la impunidad las autoridades policiales ante los ataques.

  1. LA CONDICIÓN DE LOS PUEBLOS AFRO EN EL MUNDO

Históricamente los pueblos afro han sido sometidos por una elite blanca, estigmatizándolos y saqueando sus tierras, ejemplo de ello es la condición de pobreza y marginalidad en la que viven trabajadores de los países Africanos, Haití, Colombia, Brasil, por mencionar algunas de las colonias más representativas y llenos de recursos, que hoy  son expoliados por las multinacionales en búsqueda de minerales, agua y petróleo, dejando su naturaleza devastada y sus jóvenes sin oportunidades de trabajo y subsistencia.

  1. NO ES UN ASUNTO DE AUTOMARGINACIÓN

Ante la realidad expresada anteriormente, es necesario ser contundentes e insistentes que no se trata de un proceso de AUTOMARGINACIÓN, no se trata solo de los pueblos negros, ellos también están sometidos por un sistema que quiere mostrarnos el problema como un asunto de diferencias y razas, pero sabemos que más que nunca nos une una sola condición, somos trabajadores, jóvenes, empobrecidos y estigmatizados por una élite que solo está interesada en obtener ganancias, enriquecerse e invisibilizar los reales problemas que hoy agobian la humanidad.

“Contra el racismo y la xenofobia, jóvenes del mundo a luchar”

“Por la libertad de los pueblos oprimidos, Palestina libre”

“Justicia por las muertes de los afroamericanos en EE.UU y los asesinatos cometidos por la fuerza policial en el mundo”

Julio 10 de 2016

BETH

[1] Traducción propia, tomado de: http://blacklivesmatter.com/the-black-lives-matter-network-advocates-for-dignity-justice-and-respect/

 

 

[2] Consigna elevada por el movimiento: “Black Lives Matters” en Estados Unidos

Solidaridad con la justa lucha de estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad del Tolima, por su defensa de los planes y agentes privatizadores.

 

“MARCHITAMIENTO” de la Formación Profesional Integral en el SENA

El SENA nace de la lucha obrera colombiana de los años 50’s. La lucha de los trabajadores, en un manifiesto de opresión y lucha por la dignidad de una clase que busca no ser sometida, plantea la necesidad de una entidad estatal descentralizada con financiación autónoma y que forme el futuro laboral, y da origen al “ICO” (Instituto de Capacitación Obrera) lo que posteriormente se convirtió en lo que hoy conocemos como Servicio Nacional de Aprendizaje SENA.

 

El SENA se ha mantenido Público y Gratuito por más de medio siglo gracias a esta lucha, siendo una entidad creada por trabajadores para su misma formación. El SENA no es un regalo del gobierno, nació por la necesidad de los trabajadores de formarse, los hasta entonces obreros empíricos, son ahora capacitados como mano de obra competente, que se enfrenta a los cambios y necesidades del país; esta lucha no ha tenido descanso en 58 años.

Se podría decir, que las constantes problemáticas que el SENA combate desde desde los años 80’s, se resumen en leyes que se han encargado de marchitar en incluso PRIVATIZAR el Servicio Nacional de Aprendizaje.

Recordemos que desde su nacimiento en 1957 el Sena, se financia con “Rentas de Destinación Específica” que le dan autonomía en su sostenimiento ya que provienen del mismo salario de los trabajadores (Parafiscales. 2% de la nómina). Un 1% corresponde a una disminución que solicitaron los trabajadores de su 5% que hasta entonces designaban de su nómina para subsidio familiar, y el 1% restante, del empleador, algo que se ganó gracias a la presión del movimiento sindical de la época.

Leyes que a la fecha se han encargado de marchitar la formación profesional y privatizar el SENA, sin ver las que están por venir gracias a la formalización de tratados internacionales:

Ley 55/1985: “Racionalidad del gasto” donde el Sena se obliga a entregar hasta un 50% de su presupuesto a programas del gobierno (Min. Educación).

Ley 38/1989: “Unidad de caja” allí, el Sena deja de ejecutar presupuesto “austeridad”, el cual se destina al pago de la deuda externa.

Ley 1802/1990: Desaparece “Senalde” (Servicio Nacional de Empleo) y se fusiona con el SENA, entregando su rol, pero no su presupuesto.

Ley 90/1990: se destina otro 50% del presupuesto del Sena a Ciencia y Tecnología.

Ley 50/1990: “Reforma laboral al CST.” que cambia los factores salariales y exonera a algunas empresas del pago de parafiscales.

Decreto 2149/1992 (art.16): PRIVATIZACIÓN DEL SENA,

<<<ARTICULO 16. NUEVAS VINCULACIONES. Los empleados públicos y trabajadores oficiales que sean desvinculados del SENA como resultado de la reestructuración a que se refiere este decreto y se vinculen a las corporaciones o fundaciones sin ánimo de lucro creadas con participación del SENA, de conformidad con la Ley 29 de 1990 y con los decretos que la desarrollan, serán vinculados mediante nuevo contrato de trabajo>>>

Ley 119/1994 (art.49):

RECUPERACION DEL SENA PÚBLICO Y GRATUITO.

<<<ARTICULO 49. La formación profesional en el SENA será gratuita en todas sus modalidades>>>

Ley 223/1995 (art.181): “Racionalización tributaria”

ARTICULO 181. Aportes al SENA

“las Universidades Públicas no están obligadas a efectuar aportes al Servicio Nacional de Aprendizaje SENA”

Las deudas que las Universidades Públicas hayan adquirido con el SENA, por concepto de dichos aportes, serán compensadas mediante el suministro; por parte de las Universidades Públicas, de programas de capacitación.

 

Ley 344/1996: “Desarrollo tecnológico” se ordena al SENA a destinar un 20% de su presupuesto para dichas actividades.

Ley 789/2002: “Nueva Reforma Laboral” Desmonta el contrato de aprendizaje y exonera empresas del pago de aportes al Sena

Decreto. 249/2004: “Reestructuración del Sena” Suprime la planta de personal y modifica la estructura organizativa, además autoriza el cobro de la formación.

Compes 081/2004: “Tercerización de la formación” se celebran convenios y alianzas con instituciones privadas ajenas al Sena (entidades técnicas y tecnológicas de garaje) que ofrecen ahora programas avalados y acreditados con el Sena

Plan Nacional de desarrollo 2009: el curso de un estudiante en formación técnica o tecnológica duraba 3 años, ahora solo dura 1 año con el mismo título, en menor tiempo, (con el fin de mostrar cifras, menos tiempo equivale a más estudiantes formados) lo que disminuye la calidad de la Formación Profesional Integral.

Ley 1607/2012: “Nueva Reforma Tributaria” Desmonta las fuentes de financiación del Sena (PARAFISCALES), da pie a la pérdida de autonomía de la entidad e impone el impuesto CREE, para financiar el Sena y el Icbf. El presupuesto depende de de las utilidades de las empresas y sujeto a aprobación del congreso.

Pcto. De ley 184/2012: “Contrato de Aprendizaje” Modifica el Contrato de Aprendizaje en la etapa lectiva, recibiendo el aprendiz financiación solo en la etapa productiva y pone a competir la educación universitaria con la educación no formal que ofrece el Sena.

Plan Nacional de Desarrollo 2014: “Prosperidad para todos” en el Sena no se cuentan estudiantes sino Certificaciones, por lo que se aumentan las cifras ya que una persona puede tener hasta 10 certificaciones.

El discurso de quienes dicen que “El Sena no se va a privatizar nunca” refleja la falta de información sobre estas amenazas que los sindicatos históricos (Sindesena y Sintrasena) y los estudiantes organizados a nivel nacional en (COES, CJT y ANETSENA) han enfrentado.

Estamos ante la necesidad de defender la lucha histórica de una entidad formadora de trabajadores Pública y Gratuita. Hay mucho por hacer, por eso invito a vincularse en este proceso que se lleva adelantando a fin de que la lucha trabajadora en la entidad sea plural y autónoma.

Fabián.