¿Cómo recibir a Santos en el claustro universitario?

Celebro que se ponga en debate público temas como cuál es el papel de los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia para recibir al presidente de la República en el claustro, con qué postura asumir un debate y bajo qué directrices dirigirse al mandatario.

Elementos que sin quizá el internet (divulgación pública) sería difícilmente planteado. En este sentido, me presento soy estudiante de primer semestre de Maestría de la Universidad Nacional de Colombia- Sede Medellín, con mi pregrado de dicha universidad, lo que me permite hablar con algo de propiedad de los problemas que ha padecido (y yo con ella) la universidad en los últimos 7 años (periodo presidencial Santos I Y II), es decir: por algo en seis años no se había atrevido a pisar la Universidad.

El diálogo y las diferentes posturas que se han formado alrededor de dicho acontecimiento, refleja la división que existe entre la organización del estudiantado colombiano, pero también el descontento y la inquietud por esos problemas que agobian no sólo a la universidad pública sino también a los trabajadores y al pueblo colombiano. Es necesario decirle al compañero del Sena que estoy de acuerdo con usted en que no se ha incentivado la educación de excelencia y es una de las causantes de la creciente marginalidad de la educación en el país, sin embargo decirle que como hay que defender la universidad pública hay que defender al Sena, no porque serán los encargados de sacarnos del atraso, sino esencialmente porque son las conquistas que por años los trabajadores han conseguido y hoy son motivo de burla e irrespeto por gobiernos como los de la calaña de Santos mediante sus políticas de des- financiación y privatización.

La intervención de Sara Abril, compañera que planteó sus diferencias, sí como líder estudiantil, sí como cuadro, eso no está mal compañero, es necesario que la universidad tenga de nuevo dirigentes estudiantiles con la fortaleza de dirigirse al estudiantado y enfrentar en el discurso a personajes como Santos y Parody o se le olvida que tuvimos que llenar las calles para rebatir la ley 30 en el 2011 que iba a desfinanciar a la educación y establecer una educación verdaderamente pública, porque con el gobierno no se pacta ni se dialoga, porque en sumadas veces su forma de diálogo fue la represión y el irrespeto hacia los reclamos del estudiantado del país, y lo decimos con conocimiento de causa, porque asistí a todas las movilizaciones que se dieron allí arriesgando la estadía en la universidad y garantizando un atraso de nuestros semestres.

Dice otra opinión  que se debe establecer un discurso más coherente y hablar sin gritos de ira, dice respecto a la intervención de Sara que “Su intervención fue más un grito desesperado para que ni Santos ni Parody vuelvan a la UN qué porque vuelvan a financiarla. La #Unal no se merece este tipo de humillaciones.” (Opinión las2orillas) si señores, es un grito desesperado, porque Santos, es un oportunista que se presentó ante la cantidad de estudiantes que apenas ingresan a la universidad pública, quienes debieron postularse a un examen que mide conocimientos que no podían obtener en el colegio con maestros mal pagados (recordar paro del magisterio 2015) y de baja infraestructura, que tienen que pagar 91.000 pesos para aspirar a un cupo y que posiblemente sea un hueco enorme en el bolsillo de sus padres, y ni siquiera la clase más pobre podrá acceder a ella, o acaso la universidad es sólo para los más pilos, que a propósito eligen irse para las universidad privadas, porque les garantiza infraestructura, terminar en cinco años y tener oportunidades laborales más próximas, los más pilos se están pensando el país desde las políticas burguesas y explotadoras de este país.

El fondo de esta discusión y de cómo se debe enfrentar el gobierno no está en si plantearle un debate con mayor altura o como cuadro político, está en entender que no nos podemos quedar con lo que está en nuestras narices, dice santos en su intervención que lo dice la biblia la verdad libera” y me parece que con las dificultades que se pudieron tener para enfrentar a santos (les recuerdo que la universidad de Santiago de Cali lo sacaron a patadas los encapuchados) ella dijo unas verdades, y no se puede ser ciego a la realidad, no se puede conciliar con un clase burguesa que no piensa sino en cómo arrancarle cada día más derechos a los trabajadores y estudiantes colombianos, que hoy la única vía de diálogo que tiene  es las calles y por eso se organiza por un Paro Nacional, no se puede pensar que el problema es la des-financiación o la falta de conocimiento de las políticas públicas para mejorar las condiciones. Se debe pensar que hay que cambiar todo, enfrentar todo lo que atente contra la dignidad de la gente que trabaja para sobrevivir cada día, para defender la naturaleza que cada día es raptada por las multinacionales, la Paz de Santos no es la Paz de los colombianos, la Paz de Santos es la Paz de los empresarios para entrar arrasando el país, para dar posibilidades de libre inversión. El problema no es cómo dialogar para obtener ciertos beneficios el problema es que debemos luchar altivos, como cuadros, como líderes, como estudiantes inconformes, indignados, junto a los trabajadores, los maestros, el campesinado pobre, por un cambio que represente los intereses del pueblo, la próxima vez propongo que se reciba a Santos con una movilización de todas las universidades, así vaya al Chocó o Vaya a Bogotá, porqué se agotó la vía parlamentaria, porque nos cansamos los estudiantes de pedirle migajas, porque queremos que su Paz represente respeto por la movilización, por la protesta, sí deben haber gritos de ira, de inconformidad y es en la lucha que se prepara el debate, él quiso ir a la universidad para sacar partido de los “primíparos” y ponerlos de su lado y creo que los estudiantes debemos sacarle partido y decirle a la sociedad colombiana que el presidente Santos no representa los intereses de los estudiantes, maestros y trabajadores colombianos y que cuando vuelva a nuestros claustros asistiremos con reclamos y expresando que no lo queremos ni a él ni su gabinete, ni a sus políticas ni su paz para los empresarios, que queremos nuestras demandas, llevar nuestras necesidades y propuestas a cabo, por la vía del derecho y del hecho.

 

por el derecho a una educación del tamaño de los sueños y necesidades de los estudiantes pobres y los trabajadores, porque LUCHAREMOS PARA QUE LA CRISIS NO LA PAGUEMOS NOSOTROS, sino los causantes de ella.” S. Ch

 

      Bett

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s