COMUNICADO CONJUNTO UD Y UPN SOBRE LA SITUACION DE LAS LICENCIATURAS

COMUNICADO EN CONJUNTO UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS Y UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA NACIONAL.

 

Nuevamente, los estudiantes colombianos nos avocamos a las calles para defender la Educación Superior como derecho fundamental y bien común, esta vez, se debe a un nuevo intento de reforma agenciado por parte del Gobierno Nacional como respuesta a los requerimientos de la OCDE, de esta forma y a través de reformas parciales en cada una de las IES estatales, se imposibilita una apuesta de modelo alternativo, construido nacionalmente como lo hizo la MANE durante el 2012.

Esta vez, el Gobierno de Santos hace gala de su antidemocracia incorporando reformas al sistema de Educación Superior de forma progresiva, atentando contra la autonomía universitaria y desmantelando gradualmente los recursos de las Universidades Publicas; muestra de esto es el Acuerdo por lo Superior 2034 o la Ley de Inspección y Vigilancia aprobada el 28 de Diciembre del año 2014.

Como estudiantes de licenciaturas de la Universidad Pedagógica Nacional y la Universidad Distrital Francisco José de Caldas rechazamos enfáticamente las propuestas que viene desarrollando el Ministerio de educación Nacional (MEN) que pretende modificar nominal, curricular y pedagógicamente las carreras especializadas en educación y que se ha venido expresando concretamente en propuestas de resolución cuya última entrega fue el 8 de Octubre del año en curso.

En particular este proyecto de Resolución esta soportado normativamente por la Ley 1188 del 2008 “Por la cual se regula el registro calificado de programas de educación superior y se dictan otras disposiciones” y el Decreto 1075 de 2015 “Por medio del cual se expide el Decreto Único Reglamentario del Sector Educación”, inspirados en el Articulo 222 del Plan Nacional de Desarrollo, el Acuerdo por lo Superior 2034, la Ley General de Educación (Ley 115 de 1995), la Ley 30 de 1992, el Plan Decenal de Educación, el Plan Sectorial, los Estándares Básicos de Competencias, lineamientos curriculares y otros referentes de calidad como los Derechos Básicos de Aprendizaje, el Sistema Colombiano de Formación de Educadores, y el Sistema Nacional de Evaluación Docente.

Por otra parte, estas propuestas de resolución han sido elaboradas unilateralmente y a espaldas de la comunidad educativa, desconociendo el contexto, necesidades y dinámicas de la población colombiana, que en resumen violenta la autonomía universitaria, en la medida que el MEN                  -IMPONE- un tipo que docente para Colombia con criterios y pautas de enseñanza que desconocen las practicas pedagógicas y académicas que requieren realmente los estudiantes de licenciaturas del país.

Esto radica en la manera como se entiende la practica pedagógica: Porque desconoce la participación del docente en el marco del  pensamiento crítico y transformador, y el impacto que genera en las comunidades a partir de otros saberes y formas de conocimiento –que no son propiamente los que el ministerio plantea-. No queremos que la docencia sea entendida desde la tecnificación de su labor, sino como un ejercicio emancipador del pueblo colombiano.

En términos presupuestales, el Gobierno Nacional no ha reconocido la deuda histórica que ostenta con las 32 Universidades públicas que hoy asciende a 16 Billones de pesos, golpeando a de esta forma a las facultades de educación y a los programas de licenciaturas en las IES públicas. Pero no siendo suficiente, la consigna de –mejores profesores, pero en menor cantidad- se ha revertido en programas como “Ser Pilo Paga” que fomenta bonificaciones a los estudiantes que accedan a estudiar licenciaturas y ello promueve que el presupuesto de las IES estatales caiga en manos del sector privado. Santos sigue la senda de financiar con recursos públicos las universidades privadas mientras obliga a las universidades públicas a financiarse con recursos privados.

Ante esta crisis del sistema de educación superior, las unidades académicas no encuentran  condiciones materiales y académicas que hagan viable esta resolución. A pesar de la presión que tienen las instituciones por cumplir parámetros de calidad como lo son los registros calificados y la acreditación de alta calidad, los  cronogramas de trabajo propuestos son  imposibles  de llevar a cabo para dichas modificaciones, que implican cierres inminentes de programas académicos, dejando a la incertidumbre el papel de los futuros docentes.

Desde la Universidad Distrital Francisco José de Caldas y la Universidad Pedagógica Nacional consideramos que ESTA PROPUESTA DE RESOLUCION ES ILEGITIMA E INCOLSULTA con los 457 programas de educación en todo el país, con las 26 universidades estatales que ofrecen este tipo de carreras y en sí mismo con la comunidad universitaria.

Exigimos tanto al ministerio de educación encabezado por la ministra Gina Parody y al gobierno de Juan Manuel Santos que se den las garantías de discusión y participación de los estudiantes, profesores, trabajadores, padres de familia, egresados y a toda la comunidad en general  en la construcción de la política pública en formación docente, entendiendo que es necesaria la dignificación de la formación y la profesionalización docente que manifestamos se deben dar bajo los siguientes puntos:

 

  • Ninguna resolución, decreto o normativa relacionada frente al tema deberá ser aprobada durante lo que resta de este semestre.
  • Los borradores y propuestas de dichas normativas que se han venido gestando serán eliminadas, al no ser discutidas abierta y ampliamente. Exigimos que todo lo que se desarrolle entre la comunidad y el MEN sea difundido masivamente en cada IES de Colombia y se garantice el seguimiento al proceso.
  • Los espacios con el MEN durante este semestre, serán  solo para la construcción metodológica y programar una agenda de trabajo con proyección para el siguiente año.
  • Control y mayor regulación a las IES privadas que ya están asumiendo estas políticas.

 

Es momento de pensarse otra educación en Colombia y hacemos un llamado a todo el sector educativo a vincularse a la discusión, participar de la movilización nacional en defensa de la educación y articularnos en todos sus niveles y modalidades. La libertad de catedra, de investigación y de aprendizaje no deben ser cercenados por lineamientos ambiguos del gobierno. El deber como futuros educadores es pensarnos y generar otros mundos posibles a través de la enseñanza y el continuo aprendizaje.

 

 

¡SEGUIREMOS LUCHANDO!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s