¡CARTA ABIERTA ESTUDIANTIL A LOS JÓVENES TRABAJADORES DE LA CUT!

12212256_1085754454783044_1251571114_n

JuvCut

Versión para imprimir: ProgramaJuv

¡POR UN PROGRAMA PARA LA JUVENTUD TRABAJADORA DE COLOMBIA! 

Carta abierta de Unidad Estudiantil (UNES), grupo estudiantil integrante del Partido Socialista de los Trabajadores y la Red Internacional de Jóvenes en Lucha, a las bases obreras de la Central y delegados al VI Congreso Extraordinario CUT y el II Congreso de la Juventud Trabajadora CUT, que se realizará los días 8, 9 y 10 de Noviembre de 2015. Adherimos a la “Propuestas al congreso extraordinario de la CUT” firmadas por 16 dirigentes sindicales, entre ellos el Delegado de ASPU (Asociación Sindical de Profesores Universitarios), Juan Sánchez.

LA JUVENTUD EN LA ENCRUCIJADA…

Desde 2008 hasta la presente fecha, los gobiernos en todo el mundo están avanzando en la aplicación de políticas de recorte y ajuste contra los trabajadores para salvar a los sectores más pudientes, las grandes empresas y grandes bancos, de la crisis económica que ellos mismos generaron. Pero también en todo el mundo, los trabajadores y las masas populares se movilizan contra estos ataques y por sus reivindicaciones; en todas estas luchas miles de jóvenes han sido protagonistas, dado que estas políticas, más que afectarlos, los están dejando sin futuro.

Un gran fenómeno social en Colombia y en el mundo producido como consecuencia de los aumentos y acentuación de la crisis del modelo económico neoliberal, es el de la aparición de una nueva generación de jóvenes hijos de obreros y de sectores populares que una vez terminan la deteriorada educación secundaria, a veces antes, no encuentran acceso a la Universidad ni al mercado laboral, se trata de los “ni-nis” – ni estudian ni trabajan- , los cuales acaban convirtiéndose en la práctica en parte del ejército industrial de reserva.

Estamos ante una generación obrera y popular para la que ya no pesa la ideología de la “caída del socialismo” porque no conocieron los Estados Obreros (como la URSS y China) ni el aparato estalinista mundial de manera directa, como tampoco fueron testigos de los acontecimientos de la década del noventa en los que se apoyó el imperialismo para lanzar su cruzada ideológica; sin embargo, son presos de ella, en los medios, la educación y la sociedad, por ello ven “utópico” y “fracasado” toda apuesta anticapitalista del presente a la vez que ven con desdén la política.

A pesar de esta situación de retroceso ideológico, la incertidumbre material frente al futuro obliga a lo mejor de esa nueva camada de proletarios y sectores populares a buscar una salida en las propuestas revolucionarias, convirtiéndose en una importante cantera en la construcción de la nueva dirección revolucionaria y las movilizaciones de masas contra los empresarios y el gobierno. Sus movilizaciones e inconformidades están ligadas a la crisis de la educación pública, las luchas democráticas y económicas en las empresas, y en algunas oportunidades ha empalmado las luchas obreras con la lucha de los estudiantes universitarios y de los campesinos.

En Colombia y ante el VI Congreso Extraordinario de la Central Unitaria de Trabajadores, se precisa construir una plataforma democrática de lucha para la juventud proletaria colombiana, no sólo para la “juventud a secas”, pues la juventud es un sector social en permanente transición y con diversa composición socioeconómica; sin embargo, el sector juvenil de la clase obrera compuesto por los jóvenes trabajadores, desempleados, y estudiantes hijos de trabajadores y sectores populares, al tiempo que representa la vanguardia de las luchas, el futuro de la humanidad y del país, son quienes padecen las peores consecuencias de la explotación y la opresión del modelo neoliberal.

Una de las evidencias de la opresión, es la creciente criminalización de la juventud pobre, batidas ilegales, requisas, abusos laborales y policiacos, estigmatización creciente de los jóvenes estudiantes y obreros, habitantes de los barrios populares. La represión y abuso de la fuerza pública, vienen acompañados de un discurso sobre la juventud obrera y los estudiantes, que cataloga las expresiones propias de los jóvenes como el grafiti, la música, la vestimenta, las organizaciones y subculturas que son transgresores y disidentes al orden establecido como actos vandálicos y delincuenciales de pandilleros e incluso tratados con frecuencia de infiltrados guerrilleros. Este discurso no es de ahora ni es local, desde el Cordobazo Argentino, el Mayo Francés y Mexicano de 1968, los gobernantes burgueses han temido y detestado la fuerza renovadora y crítica de la juventud y entre ella de los estudiantes y los contingentes obreros juveniles, críticos entre los críticos y rebeldes por vocación, quienes han sabido forjar poderosas alianzas obrero-estudiantiles y populares.

Consideramos a la juventud trabajadora y popular un sector oprimido, opresión de la cual se valen empresarios capitalistas para explotar más y mejor, como decíamos anteriormente, se convierten en ejército de reserva laboral durante las caídas de la economía: la tercerización, los salarios de hambre, los contratos basura, la nula expectativa de pensión, afectan principalmente a la juventud de nuestra clase; se trata de una mayoría des-sindicalizada y con fobia a los sindicatos, humillada, presa de las más reaccionarias ideologías posmodernas (individualismo, apoliticismo, apartidismo, antipartidismo) que con pocas herramientas y armas tiene que luchar por su sustento y mejores condiciones de vida. Esta juventud tiene la responsabilidad de alzar las banderas del socialismo en el presente y en el futuro cercano, para enfrentar las consecuencias de las medidas neoliberales con sus propias fuerzas.

Para el periodo 2010 – 2013, el 79,65% de estudiantes de las Instituciones De Educación Superior (IES) provenían de familias con ingresos de 0 a 3 salarios mínimos, mientras un 20.34% de estudiantes era de un núcleo familiar que ganaba entre 3 y más de 10 salarios mínimos. Por otro lado, para 2012, según el DANE, 60 de cada 100 de trabajadores jóvenes, ganaban menos de un salario mínimo y 23 de ellos, ganaba sólo entre 1 salario y 1.5. SMLV, lo cual desmiente igualmente los datos de 2012 del Observatorio Laboral de la Educación, sobre el ingreso promedio ficticio y abultado de un estudiante egresado de pregrado, avaluado en 1.069.599 pesos.

Solamente en datos demográficos, del total de la población mundial casi la mitad está compuesta por personas menores de 24 años, de los cuales 1.153 millones son jóvenes entre 15 y 24 años, lo que corresponde al 18% de la población mundial. En términos absolutos hay más jóvenes que nunca, el capitalismo, en su sed por la extracción de plusvalía y mano de obra barata, produce un verdadero caos demográfico, donde los jóvenes y la niñez son las principales víctimas.

Si bien es cierto la juventud es “policlasista”, es decir, en ella “conviven” pobres y ricos, sectores medios; no obstante, a juzgar por las estadísticas, es claro que la mayoría de ellas provienen de familias trabajadoras y populares, esto debido a que cada vez más, en Colombia y el mundo, crece la clase obrera y los antagonismos de clase, son cada vez mayores.

Es dramático ver que en el mundo existan 74 millones de jóvenes sin empleo (13%), 30 a 70% de los restantes dependen de la economía informal, situación que es peor en el caso de las mujeres, las negritudes e indígenas, por ejemplo en Colombia el desempleo juvenil en las mujeres es del 19% vs el 12% en los hombres, además en Latinoamérica se estima que sólo el 29% cotizan para algún sistema de pensiones.

Los estudiantes cumplen un rol social doble en la sociedad, la escuela y en la familia: como educandos e hijos, pero también como componentes de las clases sociales de un país. Las etapas de la juventud suelen ser la de un largo o corto ciclo de educación para el trabajo y del trabajo asalariado, aunque a veces se combinen ambas, pues hay muchos estudiantes trabajadores y jóvenes trabajadores que no son estudiantes, más si tenemos en cuenta que sólo el 34% logra ingresar a la educación superior.

Tanto en las empresas como las Instituciones de Educación (IES) y en la sociedad, la mayoría de los jóvenes son las principales víctimas de las políticas salariales del gobierno y los patrones. Para el caso de la mayoría de estudiantes de sectores obreros y populares (el 76%), estos necesitan de la manutención material básica de sus familias con salarios de 0 a 3, también de la alimentación para el goce de sus derechos democráticos, tales como la recreación, la ciencia y la cultura. En este orden de ideas, debido al déficit de 12.5 billones de pesos y des-financiación de la educación pública, así como la mercantilización y el ánimo de lucro de las universidades privadas, llevan a que el bienestar educativo integral (refrigerios, vivienda, bonos-sueldo, becas, infraestructura y presupuesto cultural y recreativo, etc.) no esté garantizado debidamente a la población estudiantil, a sus sectores más pobres.

Es por eso que los problemas de manutención, matrícula, impuestos para el presupuesto en educación y préstamos de créditos educativos, el bienestar educativo, el mercado laboral y egresados, entre otros, los cuales muchas veces corren por cuenta de los esfuerzos de las familias obreras y populares, están íntimamente ligados al tema de la concertación tripartita del Salario Mínimo de Gobierno-Centrales obreras-Gremios patronales, ya que los pírricos aumentos en el Salario Mínimo, afectan directamente a las familias asalariadas más pobres, a las que pertenecen la mayoría de la población estudiantil y la juventud trabajadora y popular, egresada o no.

Ante este panorama, la tarea central de la juventud trabajadora y popular colombiana, en los próximos años, es en primera instancia movilizarse y organizarse gremialmente contra los patronos y el gobierno Santista desde ya y en aras del llamado posconflicto capitalista; y en segunda instancia, hacerse sentir, participar en política y construir una herramienta partidaria propia, un Partido revolucionario y socialista de los Trabajadores que se presente como alternativa a todas las direcciones reformistas y capituladoras de la izquierda reformista (Polo Democrático, etc.) y se proponga ganar el apoyo mayoritario de los trabajadores y los sectores populares, las mujeres y la juventud para aportar en la tarea de dirigir el movimiento hacia la transformación socialista del país.

UNA TAREA BÁSICA DE LA JUVENTUD OBRERA: ¡APRENDER Y RECUPERAR LOS PRINCIPIOS DE LAS LUCHAS OBRERAS!

1. Independencia de clase ante las empresas y gobiernos patronales:

 
Precisamos de un movimiento juvenil (obrero-sindical, estudiantil, barrial, cultural, etc.) cuya bandera sea defender los intereses de los trabajadores y el pueblo y que no esté atado ni condicionado por ningún gobierno capitalista, de derecha o de “izquierda”. Por una CUT independiente del segundo gobierno de Santos y los próximos gobiernos burgueses.

2. Internacionalismo de los trabajadores y coordinación de las luchas:

Desde la CUT debemos expresar nuestra solidaridad con el pueblo Palestino y Haitiano, con todas las organizaciones obreras, populares y estudiantiles, y las luchas en curso en cualquier lugar del mundo, así como en Colombia.

3. Antiimperialismo:

La CUT debe luchar contra cualquier medida de austeridad o recorte en materia laboral y educativa, puesto que es en definitiva, una lucha que cuestiona el papel del imperialismo y sus políticas económicas y sociales aplicadas bajo una represión intensiva contra trabajadores y estudiantes del mundo.

4. Unidad y Alianza obrero-estudiantil:

Toda lucha popular (campesina, etc.) o estudiantil por si sola está condenada a retroceder si no logra empalmar con el apoyo de los trabajadores, de quienes generan la riqueza del mundo y son capaces de frenar todas las maquinarias que lo mueven; del mismo modo, para que la clase obrera tome el poder y avance en sus luchas cotidianas contra las patronales, necesita el concurso de las masas estudiantiles y populares, aliadas. La CUT y el Departamento de Juventud, propiciará la solidaridad de clase y la unidad de acción contra el gobierno y el empresariado capitalista.

5. Lucha contra la opresión generacional y todas las opresiones del capitalismo:

La CUT impulsará la lucha contra el machismo, la homofobia y la xenofobia, el colonialismo, la discriminación a los jóvenes, ideologías reproducidas, incorporadas y perpetuadas por el sistema capitalista para aumentar la explotación de la clase trabajadora en su conjunto, por ello batallará contra ellas al interior de la Central, en el movimiento obrero y en toda la sociedad. La burocracia sindical, se vale de la opresión generacional, para sostener sus privilegios y neutralizar la radicalización obrera, las demandas de democracia sindical al interior de los sindicatos y le hace juego a la patronal, en relación a la desindicalización juvenil y el indiferentismo frente a dicha situación, que se combate de palabra más no en la práctica

POR UNA PLATAFORMA DE LUCHA DE LA CUT CON EJE JUVENIL OBRERO

Reivindicaciones Democráticas

• ¡No a la estigmatización y al señalamiento de la Juventud! ¡Abajo las batidas ilegales!
• Contra la represión y criminalización de la juventud, en particular de la juventud negra e indígena especialmente reprimida por el Estado y discriminada en las empresas.
• Contra todo tipo de opresión a las mujeres jóvenes y trabajadores jóvenes LGBTI al interior de las empresas.
• Contra el endurecimiento de las penas para adolescentes infractores, las sanciones laborales y terror psicológico y chantajes de los patronos contra los empleados jóvenes.
• Libertad inmediata de todos los jóvenes detenidos ejerciendo el derecho a la protesta, contra la patronal y el gobierno.
• ¡Desmonte inmediato del ESMAD!
• Por plenos derechos sexuales y reproductivos de los niños, niñas y adolescentes. Por educación sexual democrática de la juventud trabajadora.
• Contra la criminalización del consumo de sustancias psicoactivas y manejo del consumo como asunto de salud pública.

Reivindicaciones económicas y sociales

• Empleo digno para los jóvenes obreros de estratos populares! ¡Contra el flagelo del desempleo juvenil!
• Ante el desempleo crónico: escala móvil de salarios y reparto de todas las horas de trabajo (“trabajar menos horas para que trabajen más personas”, entre ellos, miles de jóvenes desocupados).
• Contra toda Ley de desventaja laboral, por pleno empleo, acceso a la educación y formación profesional.
• Salario mínimo de 1 millón y medio de pesos, que la burocracia deje de pactar salarios de hambre, cuyos mayores afectados son los jóvenes trabajadores de Colombia.
• No a los contratos basura, las Cooperativas de Trabajo Asociado, las SAS, Contratos Sindicales, y demás formas de tercerización laboral, así como la falsa ley
tercerizadora de Primer Empleo, del gobierno Santos.
• Políticas de enganche laboral al final del ciclo educativo sin baja del salario y con plenos derechos laborales de asociación y convención colectiva.
• Permiso laboral remunerado por los patronos para poder estudiar y acceso nocturno a la Universidades Públicas, para la clase trabajadora.
• Subsidio especial para las madres jóvenes además de licencia de maternidad y lactancia remuneradas.
• Subsidio de transporte para los jóvenes trabajadores o populares, sean o no estudiantes. Subsidio para las familias obreras y populares de los jóvenes estudiantes para luchar contra la deserción por causas económicas.
• Por una política de erradicación del trabajo infantil, al tiempo que se garantice el empleo e ingresos económicos para las familias.
• Contra los injustos procesos de admisión (exclusión) del sistema educativo neoliberal.
• ¡Educación gratuita, laica, de calidad y de libre acceso! Educación al servicio de las necesidades del pueblo y los trabajadores, por la nacionalización obrera del sistema educativo.
• Contra los planes neoliberales incluido el Plan Nacional de Desarrollo, el Acuerdo 2034 y la Reformas legislativas a la educación y el trabajo, de Santos II, en el próximo periodo.
• Defensa del SENA y las universidades públicas, por la construcción del Sindicato de Estudiantes, Asociación de Egresados del SENA y la sindicalización de las IES.
• Adopción de una política de desarrollo cultural, recreativo y deportivo, para la juventud trabajadora tanto desde el Estado como desde las organizaciones gremiales y sindicales.
• Por la politización y plenos derechos políticos para la juventud de la clase trabajadora y los sectores populares: derecho a elegir y ser elegido del art. 40 de la Constitución Política. Quitémosle el monopolio de la política a los delfines y la burocracia sindical aliada de la burguesía: dirigentes obreros juveniles, a las elecciones. Joven obrero, vota obrero, no vota a patrón.

• Plenos derechos para los trabajadores inmigrantes de América Latina residentes en Colombia.

Democracia Obrera y Sindical para Unificar la Clase

• Por la Democratización de la CUT, que los congresos de la Juventud Trabajadora tengan carácter decisorio y no meramente “consultivo, asesor y deliberativo”, como plantea la Junta Directiva Nacional.
• Derecho de sindicalización, asociación y expresión cultural, deportiva y política de los jóvenes trabajadores.
• Por una Organización Gremial estudiantil democrática y de lucha, un Sindicato Estudiantil, con derecho a afiliación a las Centrales Obreras, en especial la CUT, reivindicando la gesta progresiva de la MANE, antes de ser burocratizada. (Reivindicando el embrión progresivo que significo la MANE, cuando movilizaba a las bases estudiantiles, muy a pesar de su decadencia orgánica por nefastas políticas de sus direcciones.)
• Reformas Estatutarias en los sindicatos afiliados a la CUT que garanticen mayor composición juvenil, y que ésta se refleje en la composición interna y los cargos directivos y la Dirección Nacional de la CUT, con un mínimo de 25% de jóvenes trabajadores menores de 35 años.
• Mantener el funcionamiento del Departamento de Juventud Trabajadora en los sindicatos donde exista, paralelo a los de la Mujer, y crearlos en los que aún no existen
• Plan de Formación político – sindical anticapitalista y capacitación jurídica y social de parte de la CUT, para la juventud trabajadora.
• Que todos los sindicatos, centrales y Consejos Estudiantiles promuevan la inclusión de las demandas específicas de los jóvenes en sus pliegos de peticiones.
• La CUT será la más férrea defensora de los jóvenes trabajadores colombianos en los contextos de trabajo y el mercado laboral. Por la dignificación del trabajo juvenil y de toda la clase trabajadora colombiana.
• Por un Eje Juvenil en las Campañas de la Sindicalización de la CUT, para obtener así la fuerza de la organización unificada de la clase, unidos podemos más.
• La CUT impulsará e implementará estrategias flexibles para favorecer la sindicalización e ingreso de trabajadores independientes y tercerizados.

Sin título1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s