¿APRENDIENDO A TRABAJAR O APRENDIENDO A VIVIR?: LA EXPERIENCIA DE LOS ESTUDIANTES DE LA CLASE TRABAJADORA

deudas-educacion-usa

La realidad de los jóvenes y estudiantes de la clase obrera de un país imperialista no es tan distinta de la nuestra, en Colombia, como podríamos creer, cada vez se pone de manifiesto que las necesidades de unos y de otros son comunes, este revelador artículo de los camaradas de USA nos da luces sobre el engaño de la movilidad social y el gran negocio de los créditos educativos y hace un llamado a la movilización y a la lucha de estudiantes y trabajadores unidos. Ivonne.

Escrito en inglés por La Voz de los Trabajadores (www.lavozlit.com), sección estadounidense de la LIT CI, 21 de octubre 2014, traducido al español por Ivonne del PST Colombia 5 de enero de 2015

“Go to school Mij@, so you don’t have to work as hard as your Ma”. (Vaya a la escuela mijo/a, así no tendrás que trabajar tan duro como tu Mamá).

Ya sea de un familiar, amigo o ser querido, todos hemos escuchado que ir a la universidad es la clave para la estabilidad económica y la prosperidad. Se cree que una carrera garantiza o al menos aumenta la posibilidad de tener en el futuro  un trabajo bien remunerado. Sin embargo, ir a la universidad es muy diferente para los estudiantes que provienen de familias de clase trabajadora, quienes además  de ir a clases tienen que trabajar. Para la mayoría de los estudiantes que provienen de familias obreras, sus condiciones financieras determinarán cómo será su paso por la vida universitaria.

Estudiantes de la clase obrera

Se espera que los estudiantes universitarios de familia obrera,  logren convertirse en los próximos años en el sostén económico de sus familias y,  en muchos casos se espera que se sostengan a ellos mismos y su familia aún durante la época de estudios. Esta realidad se sustenta en la  expectativa de que la educación mejora las posibilidades de trabajo, pero lo más importante, esta expectativa es el resultado de la propia necesidad económica, es decir, hay carencias ya existentes y lucha por estabilidad financiera en casa. Precisamente a causa de las dificultades financieras y responsabilidades que enfrentan, es que estos mismos estudiantes con dificultades económicas conforman el creciente número de estudiantes endeudados.

¿Es esto una coincidencia?

No, la deuda de los estudiantes comienza cuando un gran grupo de ellos no tienen los medios económicos para pagar la matrícula con sus escasos salarios, y sus familias no pueden correr con los crecientes costos de la educación. Para los estudiantes de la clase trabajadora, los préstamos son una de las principales opciones para pagar el aumento del costo de la educación universitaria pública. Sin embargo, el acceso a estos préstamos estatales no alivia a los estudiantes completamente, ni siquiera de forma  inmediata de las cargas financieras que enfrentan. Puede ser que existan becas disponibles, pero estos recursos son accesibles sólo para una pequeña minoría selecta y no para la mayoría. Entonces, ¿qué opciones tienen los estudiantes de clase trabajadora para terminar una carrera universitaria?

– Saque algunos préstamos y siga trabajando a tiempo parcial con el fin de pagar las necesidades básicas de vida (es decir, ropa, vivienda, alimentos, gas, etc.) y trate de pagar los préstamos (que aumentan debido a las tasas de interés) después de obtener su diploma  y espere encontrar un trabajo decente.

– Saque una cantidad cada vez mayor de préstamos con el fin de estudiar tiempo completo, sin tener que preocuparse por las necesidades inmediatas de vida y trate de pagar los préstamos de la universidad después de la graduación.

– Aplique a becas, que son por lo general basadas en el mérito o, a veces en la necesidad económica, pero sólo están disponibles para los pocos estudiantes que califican. También  es importante tener en cuenta que los residentes completos tienen prioridad frente a los estudiantes indocumentados, que están entre los que luchan más para acceder a una mayor educación. (Se refiere a la situación de los inmigrantes en USA)[i]

De cualquier manera, las dos principales opciones disponibles para la mayoría de los estudiantes no incluyen la opción de estar libres de carga económica. Por el contrario, las opciones refuerzan la necesidad de que los estudiantes trabajen, empujándolos a convertirse en esclavos del salario, con el fin de perseguir un diploma. Además de tener que elegir entre opciones financieras limitadas para apoyar su educación, los estudiantes a menudo carecen de la opción de elegir la carrera de su mayor interés. Debido a la realidad financiera de luchar para mantenerse a sí mismos en una economía que sufre de una falta de disponibilidad de trabajo y empleos bien remunerados, los estudiantes suelen ser desalentados a estudiar lo que realmente quieren. Se ha informado por la Oficina de Estadísticas Laborales (USA) que “todavía hay 3,1 millones de estadounidenses que han estado desempleados durante medio año o más y todavía están buscando activamente trabajo … [y el 32% de estos desempleados] entran en la categoría de parados de larga duración. [Además,] el promedio del tiempo que alguien ha estado desempleado es ahora de más de siete meses y medio, casi el doble de lo que era antes de la recesión”. [ii]

Las cifras reportadas son estimaciones conservadoras ya que la Oficina de Estadísticas Laborales no tiene en cuenta aquellas personas que no reclaman el subsidio de desempleo o a la comunidad indocumentada que constantemente carece de seguridad laboral y que a menudo se les paga mucho menos que el salario mínimo. Precisamente debido a estas tasas de desempleo y la baja disponibilidad de puestos de trabajo bien remunerados, los estudiantes son más propensos a elegir una de las carreras que piensan que tiene mayor demanda de empleo o proporcionará un mejor ingreso. Esto explicaría por qué (en USA)[iii] la carrera de administración de empresas ha clasificado como la  número uno para los estudiantes universitarios, seguida de psicología como número dos, y de enfermería como número tres.[iv] Lo que significa que para la mayoría de los estudiantes que trabajan o los estudiantes que provienen de  familias trabajadoras, la universidad se convierte cada vez más en un viaje hacia la búsqueda de empleo y menos en un viaje hacia la educación.

¿Los estudiantes trabajan para poder estudiar o estudian para poder trabajar?

Este es el círculo vicioso de contradicciones en el que muchos estudiantes de la clase trabajadora se encuentran. Ellos persiguen un diploma con el claro objetivo de utilizarlo para  poder proveer financieramente para ellos y / o sus familias, pero debido a que no tienen los medios financieros y luchan por llegar a fin de mes, tienen que recurrir a préstamos con el fin de terminar la universidad, préstamos que los atan inevitablemente a enormes deudas. En el 2012, la deuda promedio de los estudiantes estadounidenses fue de 29.000 dólares la cual se ha ido incrementando con el aumento de las tasas de matrícula y de los estudiantes.[v] Estos préstamos suelen llevar a los estudiantes a la misma o peor situación financiera que cuando empezaron a estudiar, los graduados universitarios deben ahora pagar los préstamos, además de los gastos básicos de la vida cotidiana. Este círculo vicioso social y económico deja claro que para la mayoría de los estudiantes de la clase trabajadora, es mínima la posibilidad de obtener estabilidad económica y mucho menos prosperidad después de obtener su título universitario.

Además, a pesar de la idea popular de que una carrera te sacará de la pobreza y determinará si consigues un trabajo bien remunerado, la Oficina de Estadísticas Laborales muestra que el 48% de los recién graduados tienen un trabajo que “requiere menos de cuatro años de educación universitaria “. El 11% de los graduados universitarios empleados están en trabajos que requieren únicamente estudios técnicos, y el 37% están en trabajos que no requieren más que un diploma de secundaria.[vi] Esto sólo revela cómo la creencia popular de que un diploma es igual a estabilidad y éxito se basa en el engaño y las falsas ideologías.

¿Podría ser posible que los estudiantes puedan obtener un título universitario sin caer en el círculo vicioso de la deuda y tener que ser esclavos de su trabajo?

Mientras  la educación pública siga siendo desfinanciada y las matrículas sigan aumentando, como se ve en todo el país, con alzas crecientes hasta del “400% entre 1985 y 2005, con duplicación de costos en la última década”, la carga económica de la universidad seguirá cayendo sobre las espaldas de los estudiantes de la clase obrera.[vii] Por esta misma razón los estudiantes deben unirse y organizarse para exigir: ¡Que la educación pública se convierta en una prioridad en la financiación estatal y que se congele de inmediato el valor de la matrícula y otros costos a todos los estudiantes! El gobernador Brown supuestamente congeló la matrícula pero otros costos  que no son considerados como parte de los gastos de matrícula siguen subiendo. Estas llamadas cuotas  o costos estudiantiles, que se anuncian como “ingresos de iniciativas para mejorar las tasas de éxito de los estudiantes y la finalización” (en Colombia los anuncian como servicio médico, computación, gastos de mantenimiento, etc)[viii], en la actualidad oscilan entre  200 a  600 dólares y desde el año 2008 se han incrementado más de un 50% para los estudiantes de tiempo completo[ix][x].  Por lo tanto a menos que haya un congelamiento que se extienda a todos los honorarios, el alto precio de la educación pública seguirá vaciando los bolsillos de los estudiantes.

Además, a menos que la mayoría de los estudiantes puedan decidir sobre el cómo y dónde se invierte  el dinero del estado en los campus, este dinero continuará siendo utilizado en proyectos costosos e innecesarios. Por eso la democratización de los campus y universidades para que  los estudiantes, profesores y trabajadores puedan opinar sobre cómo se ejecutan las cosas es una de las claves en la abolición de este ciclo.

Para evitar la asfixia financiera de una abrumadora cantidad de estudiantes que ya se están ahogando en deudas universitarias, es necesaria una condonación total e inmediata de los créditos. Sin deshacernos de las deudas universitarias, la educación superior pública seguirá siendo un esquema que esclaviza a los estudiantes a trabajar para poder pagar.

Para poner fin a este ciclo interminable de deuda y  trabajo se requiere un aumento de salarios para todos los trabajadores. Los estudiantes se ven obligados a trabajar largas horas, luchando hasta fin de mes porque el salario mínimo de 9 dólares por día no es sostenible. Sólo un aumento de salarios permitirá que las personas trabajen menos sin tantas cargas financieras. La gente entonces podrá estar libre de la presión social de estudiar una carrera universitaria simplemente porque es la única manera de salir de su condición social.

Los estudiantes y los trabajadores deben unirse para exigir:

 ¡Priorización de la Financiación de la educación pública por parte del estado!

¡Congelamiento de matrículas y costos educativos!

¡Condonación inmediata de las deudas para todos los estudiantes!                               

¡Democracia Obrera – Estudiantil en todas las universidades!

¡Salarios para vivir, no salarios de miseria!

[i]Nota de la traductora

[ii] https://www.americanprogress.org/issues/economy/news/2014/07/31/94572/the-state-of-the-u-s-labor-market-pre-july-2014-jobs-release/

[iii]Nota de la traductora

[iv] http://www.princetonreview.com/college/top-ten-majors.aspx

[v] http://projectonstudentdebt.org/state_by_state-data.php

[vi] http://centerforcollegeaffordability.org/research/studies/underemployment-of-college-graduates/

[vii]http://www.pbs.org/wnet/need-to-know/five-things/student-loan-debt/12028/

[viii]Nota de la traductora

[ix] http://www.sacbee.com/2014/05/29/6443236/controversial-student-success.html

[x] http://www.calstate.edu/budget/fybudget/2012-2013/documentation/13-historical-suf-rates.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s