¡NO al Acuerdo por lo Superior! Acordemos por la Base: unidad triestamentaria

El gobierno de Santos 2, con la ayuda de la nueva ministra Gina Parody, conocida por su tendencia neoliberal y privatizadora, pretenden a través de este acuerdo hacia el 2034 , que aparece firmado por el CESU (órgano asesor del gobierno), con el fin de dar una imagen de falsa democracia y que parezca que estas son decisiones consultas con la “sociedad”.

Detrás de un discurso de inclusión, aumento de la cobertura, tecnificación y modernización; bastante similar a los principios de solidaridad, universalidad de la ley 100, se enmascara lo que podríamos denominar como la hoja de ruta, para consolidar definitivamente el proyecto neoliberal para la educación en Colombia, en el mismo sentido de la salud pasando de un modelo de subsidio a la oferta por uno de subsidio a la demanda, para ello al igual que con los hospitales primero se ha adelantado un proceso de “desfinanciación” de las universidades y el SENA, para con ello justificar su discurso de que lo estatal es malo, ineficiente o corrupto, cuando ellos mismos lo han quebrado; este modelo de subsidio a la demanda (subsidio por estudiante o graduado vs financiación de la universidades integralmente) convirtiendo la educación en un negocio, y la oferta educativa en Colombia en un portafolio de servicios que tengan la capacidad y las características necesarias para la competencia en el mercado internacional de la educación, paraíso de las multinacionales y al mismo tiempo privilegiando directamente la educación técnica y tecnológica (TyT) – de mala calidad- como “educación para el trabajo”.

Es importante tratar de comprender que es lo que existe detrás de cada una de las palabras claves aparentemente inocentes que se repiten dentro del documento.

Cobertura: se pretende aumentar la cobertura privilegiando la educación “para el trabajo” y las carreras TyT con una meta de que lleguen hasta el 70%, y las profesionales del 30%. Es decir que el acceso a la universidad propiamente dicha sería menor y sería desestimulado. Nosotros no estamos en contra de la formación TyT sino que luchamos porque esta sea en realidad de calidad, y porque los graduados de estos programas tengan salarios dignos. Estos altos niveles de cobertura además pretenden lograrse implementando estrategias como las “nuevas modalidades” que en realidad quieren decir privilegio de la educación virtual y a distancia sobre la presencial. Es decir, poca inversión en infraestructura, mala remuneración al docente y posiblemente educación de menor calidad.

Flexibilización: consiste en la implementación de las nuevas modalidades, y también en el fortalecimiento de la educación por ciclos propedéuticos que logre sacar los jóvenes masivamente al mercado laboral en menor tiempo y con menores costos. Se relaciona con la movilidad.

Calidad: cuando se refieren a la calidad se refieren a dos cosas, en primer lugar a la adecuación de los programas curriculares a los estándares internacionales necesarios para competir en el mercado mundial (TLC) que permita a Colombia la inserción plena del modelo de la educación y la oferta de programas curriculares como cualquier mercancía. En segundo lugar se trata de crear agencias nacionales de autoevaluación y acreditación, políticas que como bien sabemos atenta directamente contra la autonomía universitaria, libertad de cátedra y buscan penalizar al docente y castigar financieramente a las Instituciones, y no han servido para mejorar la calidad de los programas sino para llevar a cabo presiones para adecuar los programas a los estándares antes mencionados. Un ejemplo es cuando llegó la acreditación a la UN y uno de los pares recomendó bajar el nivel de las tesis de pregrado por considerar que eran propias de maestría y que se perdía la pertinencia.

Movilidad: como se llevarían los pregrados a un sistema de equivalencias internacionales, eso facilitaría que un estudiante fuera de un pregrado a otro, de una universidad a otra, etc. esto lo hace más atractivo en el mercado.

Comunidad universitaria y gobernanza: son los planes para poner a los estamentos a trabajar para este modelo, y fortalecimiento del control y auditoría centralizadas desde el nivel nacional sobre lo que se enseña en las universidades y sobre el financiamiento. Existirá un fortalecimiento de las funciones de control del estado, y se pierde el concepto de autonomía universitaria. Estado débil para financiar, fuerte para controlar.

Regionalización: se presenta como una forma de respetar las particularidades de cada región, se estima que cada departamento tenga su IES propia, con descentralización financiera, debe buscar nuevos recursos en particular de la empresa privada de la región. Adicionalmente se fomentaría la competitividad entre regiones y entre IES por los recursos del estado. Otra crítica realizada desde las vocerías de la MANE y representantes estudiantiles es la relación entre regionalización y pertinencia, dado que la pertinencia se relaciona con los planes económicos de la región, por ejemplo fortalecer carreras de minas en el pacífico; en principio este principio de pertinencia sería acertado, si se requiriera formar más profesionales en una u otra área para el desarrollo social y humano, el problema es la pertinencia para qué y para quién, todo indica que se trata de la pertinencia para fortalecer las locomotoras mineroenergéticas, el extractivismo y la entrega y destrucción de los recursos naturales a las multinacionales, esa es la pertinencia para la clase dominante.

Internacionalización: apertura al mercado neoliberal de programas curriculares, para lo cual es indispensable que todas las IES funcionen con el sistema de equivalencias de créditos y competencias. Se plantea exigir el nivel de inglés B1 para todos los grados de educación superior, sin embargo esto se convierte en una forma de exclusión de los jóvenes dado que en ningún lado dice que se garantizarán gratuitamente los cursos necesarios, la enseñanza del inglés en los colegios públicos es pésima, es decir, se convierte en una elitización de la educación profesional. El sistema no debe exigirle a los jóvenes tener el nivel B1, los jóvenes tenemos que exigirle al estado que nos garantice la formación hasta el nivel B1!

Financiación: quizá el punto más grave y más importante, y que está presente no solo en el apartado de financiación sino que aparece transversalmente en todos los puntos. Mientras que el estado fortalece sus funciones de regulación y control, al mismo tiempo en todo el documento el estado aparece como el organizador y administrador de la educación pero no como el responsable de la prestación del servicio, y menos con enfoque de derecho. El discurso que se maneja es el de corresponsabilidad de toda la sociedad colombiana para poder financiar la educación, en todos los apartados se menciona que se recurrirá a financiación de la empresa privada nacional y regional, nombrada como “sector productivo” que a su vez tendrá injerencia en las decisiones políticas que se tomen en materia de educación (son parte del gobierno de las IES).

Esto se llevará a cabo repartiendo la responsabilidad financiera que debe ser del estado entre “los egresados, las empresas y las familias”, se plantea que se harán mecanismos para la retribución del egresado de la universidad pública haciendo un seguimiento de sus estados financieros posterior al egreso (no importa que no sea préstamo), además se fortalecen la autofinanciación vía la extensión, la creación de spin off que son empresas particulares que pueden nacer de la investigación de las universidades como un mecanismo de incentivar la misma sin necesidad de financiarla; además los grupos de investigación compiten entre sí por los recursos según mediciones del impacto de la investigación (o sea que si la investigación falla no hay dinero, solo se financia lo que da plata y los fines científicos quedan de lado), también se espera que se financien con la venta de servicios científicos y tecnológicos a la empresa privada. La poca financiación del estado estaría condicionada al cumplimiento de metas, es decir, que las universidades más quebradas que posiblemente van a tener menos posibilidad de cumplir las metas, serán castigadas y seguramente llevadas a la quiebra, donde posiblemente las “salvará” el dinero del sector privado, incluso al estilo del hospital universitario de la UN, se recurrirá a donaciones de los egresados.

En conclusión se trata de desfinanciación, fortalecimiento del control central, adecuación para el mercado, falso aumento de cobertura (virtual, a distancia, ciclos), es decir, neoliberalismo puro y duro. Los estudiantes, docentes, trabajadores de las universidades, los jóvenes y trabajadores de Colombia debemos unirnos y cerrar filas contra esta arremetida del gobierno, la movilización y la unidad serán el mejor camino.

Ante el Acuerdo por lo Superior del gobierno que no nos representa, hagamos un acuerdo por la base por el futuro de la educación.

Ivonne 

Unidad estudiantil 

05 de Octubre de 2014

Anuncios

Un comentario en “¡NO al Acuerdo por lo Superior! Acordemos por la Base: unidad triestamentaria

  1. Pingback: El obediente al gobierno, legalista y antidemocrático rector Muñoz Ñungo frente a la reelección del corrupto y neoliberal Mantilla como rector de la UN por el CSU, dice que: “Hay que acatar las reglas”. |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s