Carta de un estudiante de preparatorio ASAB a los dirigentes.

A todos mis compañeros indignados:

Después de la asamblea realizada el lunes 7 de marzo, se decidió llevar a cabo una toma de la sede del Palacio de la Merced en la que está ubicada la Facultad de Artes ASAB, en respuesta al reciente acuerdo 008, aprobado en detrimento de la calidad educativa de las artes, y en general de la educación en la Universidad Distrital.

En la misma asamblea se acordó que la toma sería un espacio para la discusión y para las propuestas sobre qué métodos se emplearían para lograr la derogación del acuerdo; ya que en la mayoría del estudiantado se encuentra la preocupación por los efectos que acarrearía a nivel de hacinamiento en las aulas, calidad del pensum, inestabilidad laboral de los profesores y presupuesto. Además de todos los problemas que ya vivimos los estudiantes de universidades públicas.

Soy un estudiante del preparatorio de Artes Musicales. Cada día veo los estragos que ha ocasionado la falta de presupuesto asignado a las universidades públicas, la pésima infraestructura, el hacinamiento, y por eso mismo soy sensible a los intentos de protesta de los estudiantes para exigir lo que debería ser un derecho de todos: la educación pública, gratuita y de calidad. Por esa razón me ofrecí como voluntario a permanecer por la noche en la Facultad.

Llegué a las ocho. Media hora después empezó la reunión. En la discusión se habló de qué herramientas de protesta se iban a usar para lograr nuestro cometido. Tomamos en cuenta la asamblea permanente, la movilización y el currículo alterno. Además de esto se habló de la necesidad de seguir informando a toda la comunidad universitaria. Después se hizo una pausa en la reunión para comer, sin haberse concluido la discusión, es decir, no habíamos llegado a un acuerdo concreto. Lamentablemente la reunión tomó un curso distinto al de la discusión. El ambiente se distendió y no hubo otro espacio para retomar el intercambio de opiniones.

En vista de lo que pasó les propongo a los compañeros organizadores de la toma, que sigan realizando actividades con el fin de tumbar el acuerdo pero que procuren sean más efectivas, y se aproveche más el tiempo. El espacio se ofrecía como un buen escenario para tomar decisiones concretas, quizás definir una agenda para la realización de marchas, volantes para difusión, currículo alterno, etc. Hay que tener en cuenta que variar en las actividades es útil para atraer a los estudiantes que no se han organizado con otros estudiantes, y por consiguiente les cuesta más decidirse a actuar. Dejo planteada la inquietud. Muchas gracias.

Att: Estudiante de preparatorio 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s