Más allá de un Techo…

educacion

 

Es importante entender que más allá de la problemática que hoy en día atravesamos los estudiantes de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, debido a la caída de una parte del cielorraso, no es un hecho aislado a la crisis que atraviesa no sólo la Universidad Nacional, ni las universidades públicas o las diferentes instituciones prestadoras de servicios públicos en Colombia o en cualquier parte del mundo, sino que esto obedece al modelo económico prevaleciente que busca privatizar los servicios públicos para obtener de ellos mayores ganancias en pro de aumentar la concentración de la riqueza en mano de unos pocos. 

Este mismo sistema es el que ha ocasionado los ajustes estructurales consistentes en privatizar la educación pública, recortar salarios y pensiones, entre otros, que afectan a la población Española en estos tiempos de crisis y que generan más de 120 suicidios solamente por los desahucios. Más allá de la caída de parte del techo de la facultad, está la crisis de infraestructura en la Universidad, que sólo en la sede Bogotá tiene a varias edificaciones totalmente inutilizadas y a 62 de ellas con un alto grado de vulnerabilidad estructural; más allá de la desfinanciación que atraviesan las Universidades Públicas están los proyectos de ley y actos legislativos impulsados por el gobierno que afectan servicios públicos como la educación, la salud y la materia pensional -Reforma a la Ley 30/1992, y a la Ley 100/1993 – a costa de cumplir con los medidas impuestas por el Banco Mundial y el Fondo Monetario internacional; más allá de los ajustes estructurales que obedecen a las políticas macroeconómicas de las IFIS, están las consecuencias de un sistema en crisis, que en su intento por seguir a flote sacrifica y disminuye al máximo el bienestar de la población.

Las luchas particulares como la caída del techo de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, no nos deben alejar del verdadero problema de la universidad y de la sociedad, el cual es el modelo capitalista, un modelo que nos oprime, explota y despoja. La desfinanciación no solo se ve en la Universidad Nacional, o en las instituciones públicas de educación superior, sino que es una estrategia utilizada para desmontar los derechos fundamentales como la salud y la educación, entre otros.

Entendiendo en donde tiene sus bases la crisis, es necesario llamar a la unidad triestamentaria, pues esta crisis nos afecta a cada uno de los estamentos que conforman la comunidad universitaria -estudiantes, profesores y trabajadores-, y más allá a la unidad de la sociedad. Debemos unir fuerzas en contra de cualquier política que nos lleve a la privatización de los servicios públicos, a la explotación de los trabajadores por medio de la flexibilización y precarización laboral, a la opresión infringida por el mercado al campesinado y a la expropiación de territorios para llevar a cabo proyectos hidroeléctricos y de megaminería que solo benefician a multinacionales.

Debemos golpear unidos al régimen y al modelo que nos explota. Acabemos con la estrategia que nos imponen, la cual es la individualización, rompamos la barrera de solo pensar y trabajar por sigo mismo, luchemos como clase y conquistemos lo inimaginable.

 

John F. Gómez – Camila A. Galindo/ UNES

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s