Nuestros sueños no tienen techo…

El lunes 28 de octubre, aproximadamente a las 4 de la tarde, parte del techo de la facultad de Derecho y Ciencia Política se desploma ante los ojos de estudiantes, profesores y administrativos. Este hecho ya es común en la facultad, pues hace unos meses el techo del ala oriental también se había desprendido sin dejar heridos, pero dejando un sinsabor entre la comunidad al ver como la facultad se venía abajo, como una más de las consecuencias de la desfinanciación que sufre la Universidad Nacional actualmente. Al anterior desplome del techo se le dio una salida paliativa, la cual fue recortar una tabla para sellar el hueco, sin prestar atención a la advertencia que esto significaba y no realizar estudios sobre el estado del edificio, que permitieran evitar otro accidente. Aun así la comunidad académica siguió su funcionamiento normalmente, dejando de lado el llamado de atención que se había manifestado y sin que las directivas se manifestaran estructuralmente al respecto.

El silencio de los integrantes de la facultad de derecho y ciencia política, fue cómplice; la ciega idea de culminar como diera lugar el semestre, lleva a plantearse la disyuntiva: una educación con calidad para la construcción de  una nueva sociedad o la culminación de un semestre y por ende estar más cerca de un título para vender su fuerza de trabajo semicalificada. Ya sabemos cuál perspectiva se impuso.

Es entendible que el principal objetivo de un estudiante en este modelo depredador e individualista sea culminar su carrera sin darle mayor importancia a la construcción de un modelo diferentes, en donde la educación sea gratuita y de calidad para todos, y que no se margine a la gran capa de colombianos que no pueden acceder a un colegio privado para poder competir en los exámenes de admisión de la universidad o de los exámenes nacionales como el ICFES, que no tienen en cuenta que la desigualdad entre estudiantes de colegios públicos y colegios privados son inmensas y esto recrea un examen con un desarrollo desigual en el campo de la educación y la combinación de los desiguales en un examen amplio para decidir el futuro de los sujetos de la comunidad.
“Soñamos y trabajamos para recrear el mundo, porque nuestro sueño es un sueño con una realidad menos malvada, menos perversa, en que uno pueda ser más gente que cosa. Pero, al mismo tiempo trabajamos en una estructura de poder que explota y domina. Y esto nos plantea esta dualidad que nos hace mal.”

Paulo Freire
Si bien la universidad no está privatizada de forma, si lo está de fondo; si miramos los mecanismos objetivos de los exámenes de admisión, observamos como la universidad cada día busca maneras por las cuales solo estudiantes, con un gran poder adquisitivo o que venga de un núcleo familiar acomodado, sean admitidos para con esto poder autofinanciarse y tapar los huecos de las políticas neoliberales.
¿Vamos a dejar que suceda otra vez lo que ya nos sucedió?, que nos den pañitos de agua fría y que un día de estos no tengamos que lamentar la caída de un techo, sino la muerte de un profesor, administrativo o compañero, por el increíble individualismo en el que seguimos moviéndonos, por no pensar fuera de nuestra esfera de intereses.

Mientras Colombia paga en deuda externa el 22,1% del presupuesto interno bruto -PIB-, en educación se invierte el 2.9% del PIB, es con estoque se evidencia que las políticas nacionales no están dirigidas a una mayor equidad, sino más bien a sustentar el estatus quo que oprime a la gran mayoría de los colombianos y a perpetuar este modelo depredador que nos explota, oprime y despoja.

Solo queda por decir que la lucha es fuerte y llevará mucho tiempo, pero quien dijo que es fácil, quien dijo que el cambio no pide sacrificios, somos una nueva generación que tiene que pensarse el mundo como gigantes, y como gigantes tenemos que transformar este modelo, que pasa por encima de lo más básico -la preservación del ser humano-, que mercantilizó nuestras relaciones sociales y naturales, y que por el afán de preservar una tasa de ganancia nos declara una guerra a muerte, aniquilando los medios para poder preservar la vida.
“Nadie libera a nadie, ni nadie se libera sólo. Los hombres se liberan en comunión.”

Paulo Freire
Esta batalla necesita de nuestra unión y fortaleza, seamos conscientes de la crisis que atraviesa la Universidad, pensemos que más allá de la clase que podamos recibir está el legado que le queremos dejar a la sociedad. Como estudiantes de Ciencia Política y de Derecho no podemos ser ajenos e indiferentes a nuestro contexto, nuestras profesiones se desarrollan dentro de las relaciones sociales, y esta crisis que atravesamos es resultado de esas relaciones sociales, no podemos seguir más en silencio mientras la Universidad se cae a pedazos, es necesario actuar y dejar por sentado que somos conscientes de las causas que originan el déficit estructural de los edificios, que no son producidos por el “cambio climático” sino por la desfinanciación por parte del Estado, que prefiere pagar su deuda externa antes que invertir en la educación de millones de colombianos. Si bien ante el colapso del techo nos hemos unido, es necesario que a pesar de regresar a clases esta unión y compromiso siga adelante porque el problema no se va a resolver ahora, será una batalla larga, de la que quizás no alcancemos a ver sus resultados, pero que si la seguimos y no la abandonamos podemos dejar un precedente para las generaciones futuras, en donde no solo se luchó por un “edificio”, se luchó por una educación de calidad para todos y todas, eso es lo que verdaderamente representa esta batalla en donde más allá de buscar que se dé una solución estructural a las diferentes facultades comprometidas, se busca un lugar en donde todos podamos recibir una educación de calidad, ese lugar que en su momento llegó a representar el campus de la Universidad Nacional.

John F. Gómez – Camila A. Galindo

Fuente: http://gruponovusorbis.wix.com/nuevomundo#!nuestros-suenos-no-tienen-tech/ci0i

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s