A propósito de la VII Plenaria de la MANE

A propósito de la VII Plenaria de la MANE

¿Cómo se aprueba una ley al servicio del pueblo?

El 1, 2 y 3 de Junio de 2013 se llevó a cabo la VII Plenaria de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, en las instalaciones de la Universidad de Antioquia. Este tal vez fue el evento más sobresaliente, a nivel estudiantil, logrado el pasado semestre. Nos reunimos alrededor de 2.000 estudiantes, pertenecientes a diversas instituciones de educación superior de Colombia: Universidades, Institutos Técnicos y Tecnológicos públicos y privados. En el evento, también participaron algunos profesores y trabajadores, destacándose la participación de ASPU.

El evento, que se preveía iba a tener una asistencia reducida, al realizarse mientras las universidades finalizaban el semestre académico cuando el estudiantado está más sumergido en la labor académica, tuvo una participación inesperada. Pese a todas las dificultades, tanto presupuestales como académicas, el evento se llevó a cabo con una participación bastante amplia.

Avanzando en el proyecto de ley

Varios fueron los elementos claves a tratar en este encuentro de la MANE. El más importante de ellos fue la aprobación del articulado del proyecto de ley. Ley que, desde el levantamiento del Paro Nacional Estudiantil de 2011, los activistas más a la vanguardia dentro de la MANE han venido desarrollando. Aunque el proyecto de ley se aprobó por parte de la MANE, este documento no es el definitivo, sino que pasará a un comité técnico, compuesto por profesores y abogados que se encargarán de arreglar la parte jurídica de lo ya redactado. El documento final sería lanzado el 28 de Agosto, en un encuentro social y popular.

Los compañeros activistas de las diferentes organizaciones políticas al interior del movimiento estudiantil que estuvieron más activos en la elaboración del proyecto de ley, estaban conscientes del desgaste que esto produjo en el movimiento estudiantil. Ya que la construcción del articulado recayó sobre los hombros de una minoría de intelectuales, y no fue resultado de un proceso de democrática construcción, pensado desde las bases.

Aislados de las bases

La dirección de la MANE prácticamente se aisló todo el año pasado y la mitad de este año, mientras que las contradicciones internas de la universidades seguían atizándose y extendiéndose, producto de la desfinanciación estatal. La MANE decidió sentarse a escribir el proyecto de ley, saliendo a las calles en contadas ocasiones y con una presencia muchísimo más débil que la que tuvo en 2011.

Este panorama desfavorable en torno a la construcción de ley fue algo que, al llegar a esta MANE, las organizaciones ya tenían previsto, y se sentía el desgaste, incluso de los compañeros más a la vanguardia en la construcción, organizados e independientes. Como resultado, el plan para este encuentro de la MANE fue meterle el acelerador a la construcción de la ley y finalizar de una vez por todas, y en un fin de semana, “la nueva ley de educación, para un país con soberanía, democracia y paz”.

Este afán por terminar la ley se sintió por parte de estudiantes de diferentes regiones activos en el proceso de elaboración del articulado, quienes consideraban que la ley estaba cruda en bastantes aspectos y que la forma en que se adoptaban las decisiones acerca de que iba, o no, en el articulado de ley, no fue lo más democrática posible. Aun así, este sector crítico, también fue consciente que la MANE no se podía demorar toda un década redactando una propuesta de ley.

Por una organización democrática

En la mesa de movilización desde algunos sectores estudiantiles democráticos, incluidos nosotros, estuvimos planteando nuestras propuestas: “Si la dirección de la MANE quiere ganarse el apoyo de la base, para que el proyecto de ley se apruebe, lo primero que necesita es desprenderse del desprestigio que tiene, producto de las actuaciones burocráticas al interior de la MANE, y ganarse nuevamente la confianza de la base. Debe proponerse el ir a las universidades y organizarse democráticamente, transformase de una vez por todas en la organización gremial de los estudiantes colombianos, una organización amplia y democrática, cuyo baluarte sean las asambleas, o las formas organizativas democráticas que en cada IES se den, pero que representen los intereses de la base real del movimiento”.

Lo cierto es que, ante la propuesta de construir democráticamente la organización gremial, la respuesta de algunas organizaciones, no todas, fue la de construir un “frente de defensa de la educación” en la que converjan diferentes “sectores de la sociedad” interesados en defender la propuesta de ley de la MANE ante el gobierno, en una “Mesa de Concertación”, ya que, según ellos, construir un organización gremial “es un proceso muy complejo, que no se va a lograr en seis meses. La tarea principal de la MANE es la aprobación de la ley”. Esto demuestra que hay sectores que quieren poner la MANE al servicio de intereses particulares, en especial electorales y que tienen poco interés en construir una organización democrática. Por otro lado se entrevé un espíritu desmovilizador y conciliador con el gobierno, al llamar a conformar una Mesa de concertación cuando ni siquiera se ha preparado la movilización, o se tiene el proyecto finalizado.

Urge la movilización

Un consenso en la mesa de movilización fue “el próximo semestre debe ser de movilización.” Pero, el por qué y el cómo se dé la movilización, no está por completo claro en la MANE. Las posturas son diversas. Las más radicales proponen un paro nacional indefinido, otras apuntan a una serie de marchas el próximo semestre y un paro nacional de 48 horas. Al respecto, el consenso de la mesa fue “salir a preparar las condiciones para un paro indefinido, pero, en una próxima MANE del 28 de septiembre se definirán si las IES están en las condiciones para salir, o no, a paro indefinido.”

En conclusión, la MANE proyectó un segundo semestre con una serie de fechas de movilización (ver fechas abajo), pero se va a arrancar en frio, con los problemas de las universidades multiplicándose, la dirigencia de la MANE tratando de limpiar su nombre, intentando posicionar la propuesta de ley que está por terminar, y con la gran incertidumbre de cómo van a reaccionar las bases ante el cronograma de fechas propuestas por la MANE para marchar, sin una organización gremial amplia y democrática que prepare la movilización.

UNIDAD ESTUDIANTIL – PST

Junio de 2013

Plan de acción de la MANE

28 de agosto: Gran encuentro nacional sancionatorio de lanzamiento de la ley alternativa, donde llamamos a los procesos sociales, democráticos y populares para complementar la propuesta construida por los estudiantes.

29 de Agosto: Jornada Nacional de movilización en las calles con fuerte desarrollo en los escenarios regionales y locales, donde se presente oficialmente a la sociedad colombiana la propuesta de ley alternativa. En el marco de esta movilización la MANE presentará una carta dirigida al Gobierno de Juan Manuel Santos en la cual planteará las siguientes exigencias:

1. Conformación de una mesa permanente entre la MANE y el Gobierno donde se discuta la metodología para la concreción como ley de la república de la propuesta de ley alternativa de educación superior

2. Pago del déficit presupuestal que tiene el Gobierno Nacional con las Instituciones de Educación Superior.

3. La creación de una mesa de veeduría entre la MANE y el Gobierno Nacional para verificar la situación de derechos humanos y libertades democráticas al interior de las Instituciones de Educación Superior.

Durante el mes de septiembre la MANE dará a conocer una serie de reivindicaciones necesarias para avanzar en la solución de la crisis de la educación superior.

11 de septiembre: cadena humana bajo la consigna “Ante la crisis de la educación superior, tenemos propuesta”

12 de septiembre: Foro Internacional por una Nueva Educación, con la participación de invitados internacionales entre los cuales se contará con el secretariado general de la OCLAE.

28 y 29 de septiembre: VIII plenario de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil con el propósito de definir la táctica del movimiento estudiantil y evaluar las condiciones del paro nacional de la educación superior.

Octubre: el movimiento estudiantil desarrollará una agenda de lucha con el propósito de exigir mayor presupuesto para las universidades públicas de cara a la aprobación del presupuesto general de la nación de 2014.

 

Anuncios

Un comentario en “A propósito de la VII Plenaria de la MANE

  1. En las Universidades privadas no hay algo destacable.. y en las públicas la distancia con las bases es lo mas destacado. Asambleas, asambleas, asambleas.. ¿donde habíamos oído hablar de eso?.. y ni una palabra sobre el Proyecto CAN / Ministerios de la “ENRU Virgilio Barco” que pretende cercenar una porción del territorio físico de la UN en Bogotá y dar la espalda a la apertura del Hospital “universitario” San Juan de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s