Hospital Universitario Evaristo García… ¿bastión educativo en vía de extinción?

Hospital Universitario Evaristo García… ¿bastión educativo en vía de extinción?

La Universidad del Valle, principal, única y más importante institución pública en educación superior en el histórico departamento del Valle del cauca, comenzó su año académico al calor de la lucha.

A veces sucede que la falla total de un sistema se solapa bajo el paroxismo de una de sus partes; y es así cuando un solo síntoma que es emergente tanto en una enfermedad frívola y pasajera como en una crónica y mortal confunde al observador: La crisis nacional de la Red de Hospitales Públicos junto con el estancamiento de la situación financiera de las Universidades Públicas  pudieran ser tomadas como fallos aislados, como entidades enfermas en sí mismas y no como síntomas de una enfermedad aún mayor; esto es: el modelo de gobierno, de Estado, de sociedad , de civilización. En este caso lo general condiciona lo particular tanto como lo particular a lo general, y aquí lo particular es que el año académico comenzó con un fuerte proceso de organización estudiantil al interior de la institución hospitalaria publica más grande e importante del país, por una mano, y con un Paro total de los trabajadores de la institución universitaria publica más importante del sur occidente colombiano, por otra.

Concomitante a estos hechos emergió la primera crisis financiera del año (la enésima en la última década) en el Hospital Universitario del Valle “Evaristo García”, principal centro de atención médica de alta complejidad de todo el sur Occidente Colombiano (Valle, Cauca y Nariño) y, además, del Caquetá, Huila, Choco y el eje cafetero. Posee  700 camas de hospitalización general  y 62 camas en Unidad de Cuidado Intensivo; tiene todas las especialidades médicas. Es en realidad el último de los “dinosaurios” vivos en Colombia: el último gran Hospital público y universitario del país.  Lo álgido en toda esta situación es que es una especie en riesgo de extinción con muchos depredadores sueltos persiguiéndolo y  lacerándolo de muerte: la corrupción administrativa, las tibias medidas de los gobernadores de turno y, fundamentalmente, la Ley 100 o el Sistema General de Seguridad Social en Salud.  No ha recibido los pagos de algunas EPS ya liquidadas como Cóndor salud, Selva salud y Calisalud  que le adeudan 35.000 millones de pesos además de 170.000 millones de pesos de la cartera vieja con otras EPS. Tiene deudas a proveedores de 200.000 millones de pesos. Demandas por 179.000 millones.  Y, a pesar  de que facturó el año pasado 150.000 millones, solo recibió 1800 millones por parte del Estado. Como se ve, en la caja de pandora se escondían dos diablos  que son todos los demonios: el modelo y el modo, el neoliberalismo y el capitalismo, Juana y su hermana.

Frente a todos estos hechos, los estudiantes de Medicina y Cirugía convocamos una asamblea de nuestro programa; debatimos sobre lo general, sobre lo particular, sobre lo intermedio; nos pusimos de acuerdo; organizamos comisiones de trabajo y, se puede decir con el médico revolucionario argentino, que esa “ola de estremecido rencor y justicia reclamada, de derechos pisoteados, que se empieza a levantar (…) ya no parara más”.  Y si para, en todo caso, tendrá que ser un triunfo pírrico para sus verdugos, que indigne y levante a todo el pueblo caleño, valluno y colombiano en un tifón marino que no conozca barreras. Es ese nuestro encargo histórico.

Adosado a todo esto los pequeños grupos de vanguardia intentan despertar el movimiento estudiantil que ayudaron a dormir. Las organizaciones estudiantiles de la MANE incentivan desde los espacios de representación que copan a la discusión de la ley configurada por ellos y llaman a la organización de una Asamblea general de estudiantes de la universidad para el jueves 21 de marzo simultáneo a un proceso de movilización nacional que dé palanca a ese ley. Activos y alerta estaremos esperando  vivir, en palabras de Hegel, la agudización de las contradicciones como el planteamiento y materialización de sus soluciones, de sus síntesis superadoras.

“Nico”, estudiante de Medicina y Cirugía de la Universidad del Valle.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s