Sobre las amenazas a los teatreros

El pasado martes 23 de agosto, 12 grupos de teatro de Bogotá recibieron amenazas de muerte por parte de las Águilas Negras de Bogotá. Con este hecho se confirma que los grupos paramilitares siguen existiendo y no sólo en la capital, al contrario de lo que plantea el Gobierno Nacional, que pretende ahora llamarles Bacrim. Llámense Águilas Negras o Bacrim, el hecho es que en Colombia los paramilitares existen  y pretenden ahora intimidar al arte y la cultura.

Esto hecho se da en el marco de una sistemática política de Estado que pretende acabar todo tipo de oposición, de resistencia, de pensamiento crítico, divergente, propositivo, recordemos que el actual presidente Juan Manual Santos fue responsable en el gobierno de Uribe de los llamados falsos positivos, en los que aún se desconocen las cifras de los jóvenes  de sectores populares dados de baja haciéndoles pasar por guerrilleros.

Recordemos que la semana pasada  Diego Becerra, un joven de 17 años, fue asesinado por un policía por el sólo hecho de hacer un graffitti. Todo esto bajo el amparo de la ley de seguridad ciudadana que busca regular absolutamente todas las actividades de la sociedad civil y le da una serie de atribuciones para actuar a los policías. En la sociedad civil nos encintramos todos, así que no esperemos  a que le llegue un panfleto a casa,  o que nuestros hijos sean flancos de la represión policial para actuar.

En el modelo de desarrollo que propone el actual gobierno, en sus locomotoras, no hay espacio para el arte, para la cultura, para los trabajadores de las minas, para los estudiantes y muy posiblemente ni para usted, ni para mí. La prosperidad, no es para todos como nos quieren hacer creer, esa prosperidad del gobierno es una prosperidad para los ricos del país y sus negocios, una prosperidad que se va garantizando a trevés de todas las leyes y prácticas que se vienen implantando en el país.

Volviendo a nuestros 12 grupos amenazados, el gobierno distrital se pronunció y  el pasado martes 30 de agosto se planteó una comparsa en rechazo a estas amenazas, esperamos que el papel de la administración distrital en cabeza del Polo Democrático sea el de ir al fondo del asunto y más que garantizar “seguridad” a los grupos, desenmascare lo que hay detrás de estas amenazas y que no sea esta importante  manifestación artística del martes pasado, una comparsa sin ningún hecho político y de opinión significativo.

La invitación por ultimo es a entender que nos han causado una paranoia colectiva que nos hace creer que necesitamos seguridad, pues bien entonces necesitamos que nos protejan de los policías que atacan a los jóvenes, de las Águilas Negras que en el pasado han sido impulsadas por el gobierno, y ahora nos amenazan  y del gobierno que cada día garantiza que este sea un país más desigual  donde los ricos tiene todo garantizado para acrecentar sus fortunas.

Por tanto,

Los artistas no somos terroristas

Los estudiantes no sonos terroristas

Los jóvenes no somos terroristas

Y usted tampoco

Mal Bicho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s